Todo indicaría que el BCRA podría regular el tipo de cambio en los próximos meses

El salto en el tipo de cambio de las últimas semanas dejó en evidencia  algo a lo que nos habíamos desacostumbrado en los últimos meses: su volatilidad. Con ello algún interrogante sobre la posibilidad de seguir con el carry en ARS.

Con ello nos preguntamos cuál puede ser la dinámica esperada para el tipo de cambio en el futuro inmediato, puntualmente en el segundo semestre del año, que combina demanda estacional de divisas, marcada con un escenario electoral con incertidumbre cambiaria propia. La tabla que sigue muestra una definición particular de demanda y oferta de divisas del primer cuatrimestre de 2016 y 2017.

(Ver adjunto)

Redefinimos Demanda de divisas como la sumatoria de dos conceptos particulares, que muestran un comportamiento más autónomo, en el sentido de visiones del público según percepción de grado de apreciación del nivel de la paridad: gastos en turismo y formación de activos externos del sector privado (especialmente compra de USD billete o cable). Otros conceptos de la demanda, como pago de deudas o importaciones, las neteamos de su contrapartida en la Oferta (ej, importaciones de exportaciones o pago de utilidades y dividendos de  inversión extranjera directa).

Lo observado en el año 2016:

  • La demanda neta por turismo y formación de activos externos fue de USD 19.400 millones (4% del PBI)en momentos que hubo una contrapartida de mayores ingresos financieros
  • Estos últimos fueron de tal magnitud, que no sólo abastecieron ese aumento de demanda sino que permitieron generar un saldo positivo de USD 13.700 millones (acumulación de reservas)
  • ElSector Público Nacional, las Provincias y el Sector  Privado aportaron vía colocaciones netas en el exterior por el equivalente a USD 24.800 millones (incluye colocaciones en pesos en el exterior)

Ese patrón se observó en lo transcurrido de 2017 (enero-abril) aunque:

  • La demanda neta de turismo y formación de activos en el exterior se incrementó USD 1.500 millones (a USD 7.200 millones) respecto del mismo periodo de 2016
  • La oferta de divisas comerciales fue menor (- USD 800 millones)
  • La oferta de USD financieros provino con mayor dinamismo de las Provincias y el Sector Privado, que aumentaron el flujo de ingreso neto en USD 4.200 millones, mientras que la Nación lo mantuvo sin cambios (en el orden de USD 6.100 millones)
  • En el cuatrimestre se acumularon Reservas Internacionales por USD 9.100 millones
  • El tipo de cambio real multilateral está un 20% más apreciado que en abril de 2016.

Con esta sobre-oferta de USD el BCRA tiene margen de maniobra para ubicar al tipo de cambio nominal en el nivel compatible con lo que sus objetivos de política. Utilizando herramientas desde la tasa de interés en ARS (estimulando o no movimientos entre monedas) y decidiendo o no acumular reservas (con mayor o menor esterilización de ARS). En este sentido, existe una diferencia entre tomar fondos del exterior y que los compre el BCRA directamente (ingresan como reservas) o que se liquiden en el mercado y luego el BCRA actúe sobre ese potencial excedente de divisas.

¿Qué esperar hacia adelante? Durante el segundo semestre del año disminuye estacionalmente la oferta de divisas comerciales y el escenario electoral podría agregar algo de ruido a su cotización. Enfocándonos en el segundo semestre del año pasado, la demanda de divisas aumentó en relación al primero y la oferta de divisas comerciales se redujo, aunque los ingresos financieros permitieron más que financiar la demanda.

En relación a las colocaciones en moneda extranjera  del Sector Público en lo transcurrido del año, del total -en mercados locales e internacionales- quedan disponibles alrededor de USD 1.400 millones como depósitos en moneda extranjera en el sistema financiero. Por el lado del Sector Público Nacional, a esta altura del año tendría  cubierto el 70% de la porción de necesidades financieras de2017, que pensaba cubrir mediante emisiones en los mercados internaciones (un total de USD 10.000 millones). Como fuente adicional aún está pendiente de acuerdo el REPO con bancos por USD 6.000 millones. Es decir, en total, de acá a fin de año la oferta de divisas en el mercado de cambios podría ser por el equivalente a 2% del PBI (USD 10-11.000 millones). Más aún, la posibilidad de suscribir bonos de colocación local desde el exterior podría incrementar algo más la oferta. Ello  permitiría enfrentar relativamente bien la demanda de USD en el período. A ello se le debe sumar la oferta neta de Provincias y el sector privado.

En síntesis, en términos de flujos la demanda de USD para lo que resta del año podría estar abastecida. El 2018 puede presentarse diferente…

Fuente: Quantum - Econométrica

Leer más Informes de:

Finanzas Macroeconomía