¿Son factibles las metas fiscales?

A solo un mes de terminar el año, y con los números del Ministerio de Hacienda disponibles hasta el mes
de octubre, se puede visualizar con bastante claridad la situación de las cuentas públicas y la evolución
que vienen mostrando los distintos componentes.
En los primeros diez meses del año, los ingresos totales a las arcas públicas tuvieron un aumento interanual (respecto a los mismos diez meses de 2016) del 30,8%. Dentro de ellos, el componente más importante, los ingresos tributarios, tuvo una variación interanual de casi el 30%. La reactivación ya consolidada de la actividad económica, sumada a una mayor fiscalización por parte de la AFIP, generaron un crecimiento de los ingresos por encima de la inflación promedio para el mismo período. Con un alza de precios del 25% para el mismo período, los ingresos fiscales tuvieron un crecimiento en términos reales del 4,7% (3,7% crecieron los ingresos tributarios).
En el mismo período, el gasto total tuvo un incremento del 27,6% interanual, que en términos reales implica un aumento del 2,1%. Es decir que, a grandes rasgos y mirando las cuentas agregadas, el gobierno esta logrando cumplir con lo que le demanda el gradualismo: que los ingresos crezcan por encima de la inflación y a su vez que lo hagan a un ritmo mayor que el de los gastos. De lo contrario, no sería posible reducir el déficit fiscal en términos del PBI y cumplir con las metas impuestas de cara a lograr el equilibrio fiscal primario (sin tomar en cuenta los intereses) hacia el año 2021.
Para el cierre de este año, la meta indica que el fisco debería cerrar con un déficit primario máximo del
4,2%. Esperamos que esta meta sea sobrecumplida de cara a la buena evolución que están mostrando los recursos tributarios pero fundamentalmente a un error de cálculo respecto al déficit del año pasado. En vista de que el déficit de 2016 fue del 4,3% y no del 4,8% estimado (como consecuencia de una mayor inflación), la base de comparación es más baja y cerrar el 2017 en 4,2% no hubiera requerido ningún esfuerzo interanual. De este modo, esperamos un déficit primario final del 3,8%, aumentando 1,3 puntos porcentuales respecto al 2,5% registrado hasta octubre.

Fuente: Invecq

Leer más Informes de:

Finanzas Sector Público / Fiscal