RESUMEN SEMANAL: DEL 16 AL 20 DE JULIO

Con el intento de acercarse a la gente en un momento difícil, el Presidente dio el miércoles una conferencia de prensa.  En ella criticó el impuesto a las retenciones calificándolo de “poco inteligente”, además de asegurar una baja de 10 puntos porcentuales de la inflación para el año que viene.

Sin embargo, no fue el único representante del Gobierno en salir a hablar. La Gobernadora de la Provincia de Bs. As., que exigió la denuncia a su contadora, prometió bancarizar los aportes de la campaña del año 2019.

Por otro lado, el Ministro de Hacienda presentó el resultado fiscal de junio en el que mostró un sobrecumplimiento del 0,2% de la meta de este año. La variación interanual real del resultado fiscal primario fue -21,3% y del financiero -23,3%. En línea con las metas fiscales establecidas, el ingreso continúa creciendo más que el gasto. La idea es que la reducción del déficit vaya por el lado de la reducción del gasto y no por el aumento en la recaudación, ya que el régimen impositivo de la Argentina ya es bastante asfixiante.

En términos fiscales, el Gobierno Nacional le propuso a los gobernadores hacerse cargo del 66% de los $300.000 millones que se pretende ajustar este año, dejándoles a las provincias una responsabilidad de reducir el gasto un 33%.

Esta semana no faltaron números relevantes para el análisis económico. En primer lugar, se presentó el IPC de junio que mostró un aumento general de precios en un 3,7%. La inflación núcleo, que no tiene en cuenta los precios regulados ni los factores estacionales, fue de 4,1% (ya se vislumbran claramente los efectos de la corrida). Por su parte, el ICC (Índice de Costo de la Construcción) se incrementó un 2,5% con respecto al mes anterior, influenciado principalmente por el costo de los materiales, que creció un 5,6%.

Otros datos que salieron a la luz fueron las ventas de los supermercados y de los centros de compra en el mes de mayo. Las variaciones reales interanuales fueron de 3,6% y 12% respectivamente. Estos resultados son un poco llamativos, si se tiene en cuenta que en mayo la aceleración de la inflación ya había impactado sobre el poder adquisitivo.

La actividad industrial, según la UIA, presentó en mayo una contracción interanual de 1,9%, y de 1,8% con respecto al mes anterior, desestacionalizado. En el acumulado de los primeros cinco meses del año la actividad manufacturera obtuvo un crecimiento interanual de 2,4%. Tras un intento de fomentar la competitividad del sector automotriz, se han reducido los aranceles a la importación de autopartes.

Por otro lado, se ha superado el nuevo “supermartes” con la renovación del 75% de las Lebac, número por encima del 60% que se renovó durante el mes anterior. La tasa fue de 46,5% TNA, medio punto por debajo de la licitación anterior. Las tasas están comenzando a bajar levemente su rendimiento: en el mercado secundario están operando a 29 días al 46,50%, y la de 64 días al 44%. Se espera que los $152 millones inyectados se dirijan a cumplir los nuevos requisitos de los encajes bancarios, lo cual será asistido con la licitación de los BOTE 2020 que se llevó a cabo también esta semana. Tras estas medidas, no se esperan efectos en el mercado cambiario, sino que el intento es de producir un cambio en los tenedores, hacia agentes más estables.

Con respecto al dólar, este ha sufrido leves alzas en relación a la semana pasada a pesar de la intervención del Banco Nacion que vendió u$d 50 millones para controlar las subas.

Fuente: Invecq

Leer más Informes de:

Macroeconomía