Resumen de la semana: 17 al 21 de julio

El dólar volvió a ser noticia en esta semana. El día miércoles cotizó en un nuevo máximo de $17,46, desde donde volvió a descender al día siguiente. El esquema de flotación continúa aportando variablilidad a la cotización de la divisa, con la ausencia plena de intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario.

Vinculado a este tema, el martes tuvo lugar la presentación del Informe de Política Monetaria de julio por parte de Federico Sturzenegger. La conferencia se basó en dos ejes: el análisis de la actividad económica reciente y la dinámica de la inflación y la política monetaria. En relación al nivel de actividad, la entidad monetaria estimó un crecimiento del 1% para el segundo trimestre del año, lo que implica una tasa anual de expansión del 4%. Con respecto a la inflación, en línea con nuestro análisis de la semana pasada, reconoció la tasa de inflación anual más baja desde 2009 al tiempo que mostró preocupación por la resistencia de la inflación núcleo que se muestra estancada en torno al 1,5% mensual. En respuesta a ello, el Central está respondiendo con una mayor dureza monetaria (una tasa de interés real más alta) intentando acercar a la inflación lo más próxima de la meta hacia fin de año. Como elementos positivos a destacar en el marco de este objetivo, se señaló el fuerte anclaje de expectativas que se observa en el relevamiento que realiza la entidad entre analistas del mercado y la evolución de los precios mayoristas. El índice de precios mayorista se ubicó en el mesde junio entre un 12 y 14% interanual, según el índice que se elija. En cualqueira de los casos, se observa un ritmo de desaceleración de precios muy fuerte, lo que podría influir en el corto plazo sobre el IPC.

El INDEC publicó nuevas cifras de empleo y ratificó lo que se viene obervando por otras fuentes. En el primer trimestre del año, los puestos de trabajo crecieron 0,3% interanual. Este crecimiento está explicado por una expansión del 0,1% en los trabajadores asalariados y del 1% entre los trabajadores no asalariado. Al igual que lo que surge de los datos del Ministerio de Trabajo, se observa un proceso de recuperación del empleo bastante lento y concentrado principalmente en trabajo no asalariado. Por otro lado, y ampliando la información, según el INDEC se han destruido en un año casi 20.000 empleos en negro, lo que representa una caída interanual del 0,4%. Este fenómeno bien puede tratarse de una real destrucción de puestos de trabajo o bien de un pasaje desde la inforalidad a la formalidad.

En el plano internacional, se conoció el avance del nivel de actividad de Brasil del mes de mayo. El mismo arrojó una caída del 0,5% respecto del mes anterior en términos desestacionalizados. De esta manera, se debilita el proceso de salida de la recesión que había comenzado el vecino país en el primer trimestre del año. Habrá que esperar nuevos datos para saber si esto fue solo un mes excepcional en el marco de la nueva tendencia o si, por el contrario, el proceso de reversión de la recesión se ha detenido. Esto último representaría una muy mala noticia para nuestro país. Durante el primer semestre del año, las compras por parte de Brasil de productos argentinos aumentaron un 9%, aunque el mayor efecto estuvo en productos básicos (principalmente trigo). Por su parte, las exportaciones de bienes industrializados crecieron un 5%. Si bien es una buena noticia, con una economía recuperándose sólidamente el efecto comercial sobre nuestro país sería sustancialmente mayor.

 

Fuente: Invecq

Leer más Informes de:

Macroeconomía