Reemplazo de producción local por extranjera: las importaciones de productos electrónicos para consumo final crecieron 140% durante 2017.

 En los últimos años se profundizó el patrón de especialización
productiva, en el sector agrario y sus transformaciones básicas.
 A excepción de escasas compañías con competitividad global –
Techint, Arcor y algunas pocas del rubro de servicios-, nuestro
país sigue resignando lugares entre las economías que más
agregan valor tecnológico-industrial a sus bienes primarios.
 Dentro de la industria, el segmento de artículos electrónicos es
uno de los más paradigmáticos en términos de tendencia global
a la especialización, producción a escala y altas barreras a la
entrada en términos de competitividad.
 Si bien Argentina no consolidó hasta el momento una industria
de tecnología electrónica integrada, en las últimas décadas se
buscó una inserción inteligente en la armaduría. El objetivo
doble fue reducir el gasto en divisas, además de oficiar
incentivos para aglutinar un clúster de producción regional.
 En ese marco, Tierra del Fuego emergió como la plataforma por
excelencia para el desarrollo paulatino de la producción local de
electrónicos, a partir del ensamble de piezas importadas.
 No obstante, en los últimos años el diseño de la política cambió.
El énfasis en la necesidad de mantener al menos un eslabón de
la cadena de valor fronteras adentro, dejó de considerarse
estratégico, y la apertura importadora barrió con muchas de las
empresas que habían crecido al calor del régimen preferencial.
 Es así que, desde inicios de 2016 y como parte del “proceso de
reconversión”, se registró en nuestro país un crecimiento
exponencial en las importaciones de determinados productos,
así como una disminución sostenida en el empleo del sector.
 En este marco, la presente infografía analiza la coyuntura actual
del sector fabril del rubro de electrodomésticos, productos
electrónicos y bienes de alto componente tecnológico, en
general. En el presente trabajo, nos enfocamos en cuatro pilares
fundamentales: producción, comercio exterior, ventas y empleo.
 La “línea blanca”, retrocedió en la mayoría de sus sectores. El
sector más afectado fue el de aires acondicionados que registró
una caída el año pasado del 41,3% respecto a 2015. Así, en los
últimos dos años la producción de microondas cayó 16,4%,
heladeras y frezzers retrocedieron 11,2%, lavarropas y secarropas
se contrajeron 12,3% y cocinas registraron una baja del 1,8%.
 En la “línea marrón”, se destaca la caída en la fabricación de
notebooks, tablets y PC, que pasó de 376 mil en 2015 a solo 16 en
2017. En el mismo período, la producción de monitores cayó –
60,7%, las cámaras fotográficas retrocedieron un 92,7% y los
celulares registraron una baja del 11,0%, siempre respecto a 2015.
 La caída de la producción –agregada- del 22,9% responde al
desplazamiento de los productos nacionales por importados,
además de menores ventas del mercado interno.
 El crecimiento en las importaciones de línea blanca fue del
orden del 51,8% y de línea marrón del 90,3%, en total la baja fue
del 84.8%. Simultáneamente, las ventas de electrodomésticos,
según la CAME, cayeron 10,54%, respecto a 2015.
 El caso extremo del desplazamiento de los productos nacionales
por importados se observa en las notebooks y tablets que en
2015 representaban menos de la mitad del consumo y el año
pasado acapararon la totalidad.
 La caída de las ventas y consiguiente producción derivó en
despidos y reducciones de salarios. Según los datos oficiales, en
los sectores relacionados a la fabricación de computadoras y
artículos de radio y televisión ya perdieron 3.586 empleos.

Fuente: Undav

Leer más Informes de:

Comercio Exterior Industria Informática y Tecnología