Opciones para la convergencia entre la Alianza del Pacífco y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR)

La regulación de la inversión extranjera directa

El presente documento analiza los avances de la Alianza del Pacífico (AP) y el MERCOSUR en la regulación internacional de la inversión extranjera. A partir de dicho análisis, se delinean los posibles contenidos de un eventual acuerdo sobre inversión entre ambas agrupaciones. De este modo se espera contribuir con propuestas sustantivas a la agenda en curso de “convergencia en la diversidad”. Se sostiene que la suscripción por parte de Brasil de una nueva generación de acuerdos bilaterales de inversión con los cuatro miembros de la AP en 2015 y 2016, sumada a la firma en abril de 2017 de un nuevo protocolo sobre inversiones Intra-MERCOSUR, abre interesantes perspectivas en el mediano plazo para la convergencia entre ambas agrupaciones en materia de regulación de la IED. En este contexto, es posible visualizar los contornos de un eventual acuerdo, basado principalmente en el modelo del Acuerdo de Cooperación y Facilitación de Inversiones publicado por Brasil en 2015. Este se destaca por su énfasis cooperativo, al concentrarse tanto en la promoción y facilitación de las inversiones como en su protección, y al privilegiar la prevención de controversias por sobre su resolución mediante arbitrajes. Un acuerdo sobre inversión entre la AP y el MERCOSUR, los dos mayores esquemas de integración económica de la región, proporcionaría a las empresas basadas en sus países miembros un conjunto básico de “reglas del juego” aplicables en un espacio económico de más de 520 millones de habitantes y con un PIB conjunto de más de 4,5 billones de dólares. Ello permitiría disminuir drásticamente la fragmentación que hoy existe en la región en materia de regulación de la IED, favoreciendo el desarrollo de redes productivas plurinacionales. Sería también una potente señal política de compromiso con el objetivo de un mercado regional integrado, en momentos en que recrudecen las señales proteccionistas en algunas de las principales economías mundiales. Una importante ventaja adicional de contar con un acuerdo entre la AP y el MERCOSUR es su potencial para promover inversiones conjuntas en proyectos de alcance regional, por ejemplo en infraestructura de transporte, digital, energía o telecomunicaciones. Dicho potencial es por definición más limitado en acuerdos con una menor membrecía, en particular los bilaterales.

Fuente: CEPAL

Leer más Informes de:

Macroeconomía