Monitor de la Economía Real – Septiembre 2017

EVOLUCIÓN DE LOS PRINCIPALES INDICADORES DE LA ACTIVIDAD PRODUCTIVA

La economía tuvo el mayor crecimiento en 21 meses y va por su cuarto trimestre consecutivo de expansión. La actividad aumentó 4% en Junio y 1,6% en el primer semestre. Las políticas del Gobierno para normalizar la economía y aumentar gradualmente su productividad generaron un escenario más estable y previsible que permite un crecimiento sólido y generalizado: hoy todos los grandes sectores contribuyen a la suba. La industria y el comercio llevan dos meses consecutivos de expansión; el agro sumó ocho meses seguidos de alza; la construcción tuvo la tasa de crecimiento más alta y sigue en auge. La actividad también sintió el impulso de la inversión, el sector externo y el consumo. Hubo anuncios de inversión por más US$70 mil millones entre Diciembre de 2015 y Agosto de 2017, de los cuales la mitad está en ejecución o ya concluyó. La reducción de derechos de importación a bienes de capital sigue fomentando las inversiones: las compras aumentaron casi 55% con respecto a Julio de 2016. Los datos de Julio sugieren un nuevo avance en la actividad: la industria siguió creciendo (+5,9%) y la construcción (+20,3%) sumó otro récord con el impulso de la obra pública y privada. Además, indicadores privados adelantaron una expansión económica en torno al 5% para ese mes.

Los servicios están en un momento de marcado dinamismo en creación de empleo, ventas y exportaciones. Las ventas de servicios suman dos meses seguidos de alza (+3% frente a Junio de 2016). A su vez, el sector generó casi 40.300 puestos de trabajo (+1% con respecto a Junio de 2016). Los servicios basados en el conocimiento (SBC) ya son el tercer complejo exportador del país: las ventas externas aumentaron 25% frente a Junio de 2016. La firma del Acuerdo Sectorial de Biotecnología, que establece beneficios impositivos para empresas que desarrollen nuevas inversiones, impulsará aún más las ventas y el empleo en los servicios relacionados con el sector, como investigación y desarrollo (I+D). El turismo, por su parte, sigue batiendo récords: hubo más de un millón de viajeros argentinos (+6,5%) y casi 250 mil extranjeros (+6,7%), el mejor Junio desde 2005. Así, estimuló la actividad en hoteles y restaurantes, que creció 5,7% en Junio, por encima del promedio de la economía.

La industria fue el principal motor del crecimiento económico y cerrará el año en alza. Creció 5,9% con respecto a Julio de 2016, lleva tres meses consecutivos de aumento y tuvo su primera suba en el acumulado anual. La expansión estuvo difundida en casi todos los sectores, las únicas bajas fueron las de textil –que cayó a un ritmo mucho menor–, químicos –que sufrió problemas técnicos– y refinación de petróleo. El agro, la construcción y el sector energético siguen empujando a la industria, y los sectores vinculados al consumo interno empiezan a sumarse a este impulso. Los bienes de consumo más destacados fueron carnes, bebidas y productos de confitería, detergentes, jabones y productos personales, y línea blanca. La mayor producción de estos bienes empujó a los sectores relacionados con su empaque: papel y cartón, aluminio, vidrio para la industria de bebidas, etiquetas y edición e impresión. El mercado de trabajo se contagia del dinamismo que tienen hace varios meses el campo, la construcción, y los sectores energético y automotriz: las actividades industriales que conforman sus ecosistemas productivos (como molienda, almidones y otros alimentos, productos metálicos, minerales no metálicos, maquinaria y sustancias químicas) también crearon empleo.

Las exportaciones industriales tuvieron crecimiento récord en seis años y sumaron cinco meses seguidos de alza. El aumento rondó el 25% frente a Julio de 2016 y alcanzó a 13 de los 14 rubros industriales, con la mayor diversificación de destinos de los últimos nueve años. Material de transporte terrestre (+20%) sigue liderando la suba, junto con productos químicos (+15,3%). Los vehículos para el transporte de mercancías fueron uno de los productos con mejor desempeño, destinados principalmente a Brasil, Colombia, Perú y Chile. Las exportaciones totales crecieron 5,2% frente a Julio de 2016 y 1,4% entre Enero y Julio. Con el 40%, las manufacturas agropecuarias siguen siendo las de mayor peso: en Julio crecieron 3% por las mayores ventas de aceite de oliva (+229%), aceite de girasol (+64%), y carne bovina (+34%). En conjunto, las manufacturas agropecuarias e industriales concentran el 71% de las ventas externas. Para seguir impulsando las exportaciones, el Gobierno apuesta a la diversificación de destinos: la UE para compensar el cierre de Estados Unidos como mercado de biodiesel, y Chile, Australia, Colombia, Perú y Sudáfrica, entre otros, como nuevos mercados para el sector automotriz. Según el último informe de LatinFocus, el año cerrará con un aumento en las exportaciones superior al 3%. P.3

El empleo privado asalariado registrado sumó más de 50 mil trabajadores frente a Junio de 2016 y seguirá marcando récords en Julio. Es la segunda suba consecutiva y alcanzó a casi todos los sectores: los de mayor crecimiento fueron construcción (+38.200 trabajadores), comercio (+11.600 trabajadores) y servicios (+22.000 trabajadores). En cambio, continúa cayendo en la industria manufacturera (-33.000 trabajadores) y en minas y canteras (-4.500 trabajadores), pero en ambos casos hay señales de una próxima reactivación. La industria está ocupando capacidad ociosa (la UCII es del 65% y está creciendo) y sumará trabajadores una vez que recupere horas extras y levante suspensiones. En cuanto al sector minero, hay inversiones en camino: la empresa Lithium Americas está ejecutando inversiones en Jujuy que crearán 400 puestos de trabajo, y Fortuna Silver Mines Inc. sumará en Septiembre otros 400 puestos en Salta. En Julio el empleo seguirá en alza: Afip adelanta que aumentará en más de 71 mil puestos frente al mismo mes de 2016 y en casi 16 mil puestos con respecto a Junio. La remuneración promedio real de los asalariados registrados privados creció 6% frente a Junio de 2016, el mayor aumento desde Septiembre de 2015. De esta manera, está recuperando lo perdido en 2016 y continuaría haciéndolo en los próximos meses, a partir del descenso de la inflación y la efectivización de las paritarias, con repercusión en el consumo masivo. De hecho, el pago de la primera cuota de paritarias en Junio para gran parte de los gremios ya impactó en el consumo de Julio.

El consumo aumentó 2% en Julio y volvió a crecer en los sectores de menores ingresos. La suba del mes fue la mayor en un año y medio. Sin embargo, los datos de Agosto anticipan una nueva baja. En el análisis por nivel socioeconómico, creció en la mitad de la población: el sector de ingresos bajos subió su consumo por segundo mes consecutivo (+12% con respecto a Julio de 2016) y el de ingresos bajos/medios por primera vez en el año (+4%). Estos sectores tienen a su vez la mayor predisposición de compra: el índice de confianza del consumidor creció más en los sectores de ingresos bajos (+14% frente a Agosto de 2016) que en los de ingresos altos (+10%), mientras que para el total de la población sigue en aumento (+12%) y alcanzó en Agosto el mayor nivel de los últimos 17 meses (47,6). La expansión del consumo alcanzó a todas las canastas, excepto lácteos: cuidado del hogar (+8%), bebidas (+5%) y cuidado personal (+4%) tuvieron los mayores avances. Las ventas de bienes durables siguen creciendo de la mano de electrodomésticos (+15% en Junio), autos (+19% en Agosto) y motos (+31% en Agosto). El financiamiento impulsa las compras de estos bienes: las ventas con Ahora 12 crecieron 70% en Agosto, y los préstamos prendarios aumentaron 38% (según ACARA, cerca de la mitad de las ventas de autos fue financiada). También continúa el boom de préstamos hipotecarios: más de $6.700 millones otorgados en Agosto. La mayor parte de estos préstamos (unos $5.700 millones) corresponde a la modalidad UVA, instrumento clave para seguir avanzando hacia un país de propietarios: las escrituraciones en CABA aumentaron 49% frente a Julio de 2016 y casi el 25% fue realizado con préstamos. La expansión de los créditos al sector privado, por su parte, representa alrededor del 15% de la economía y roza el récord histórico de 2013, año de auge del PROCREAR. Finalmente, el fortalecimiento del consumo también es evidente en el aumento en la recaudación de IVA (+12,2% frente a Agosto de 2016), que marca el ritmo de la demanda local.

El Norte sigue liderando la expansión económica y la creación de puestos de trabajo. Las economías regionales fueron protagonistas de las exportaciones del semestre: Misiones tuvo el mayor crecimiento (+31,2%), seguida por Jujuy (+17,3%), Corrientes (+14,3%) y Tucumán (+14,1%). La creación de empleo alcanzó a 16 de las 24 provincias y tuvo su mayor aumento en la región Norte (+2,6% en NOA y +2,2% en NEA). Cuyo fue la región donde más crecieron las ventas de motos (+49% en Agosto), seguida por el NOA (+41%), que además tuvo la mayor alza en las ventas de autos (+22%). Estas cifras reflejan los resultados de las políticas públicas para impulsar el crecimiento de la región. En cuanto al turismo, la Patagonia fue el destino con mayor expansión en Junio (+23% viajeros hospedados).

La economía de Brasil dejó de caer y da inicio a una recuperación del comercio bilateral. Luego de una de las peores recesiones de su historia, la economía brasileña creció en el segundo trimestre 0,3% con respecto al mismo período de 2016 y hay señales que sugieren una consolidación (desempleo en baja, inflación dentro de la meta, recorte de las tasas de interés y mayores ventas minoristas). Según datos adelantados por la Secretaría de Comercio Exterior de Brasil, las exportaciones nacionales al principal socio comercial crecerían cerca del 7% con respecto a Agosto de 2016, luego de la caída de Julio (-5,3%).

Argentina está iniciando uno de los ciclos de crecimiento más saludables y sustentables de las últimas décadas. A diferencia de las breves expansiones recientes, marcadas por crisis contracíclicas, hoy el país está creciendo de forma genuina, sin distorsiones ni incentivos artificiales, de la mano de motores como la inversión, las exportaciones, el crédito y el desarrollo productivo. La expansión es sólida y federal, y es esperable que continúe acelerándose en los meses siguientes para consolidar un período de crecimiento sostenido en los próximos años. Resum

Fuente: Ministerio de Producción

Leer más Informes de:

Macroeconomía