MÁGICO Y MISTERIOSO REPO TOUR

En el último informe de deuda pública observamos algunas particularidades en los pagos de bonos soberanos. La suma de estas operaciones resulta muy llamativa ya que alcanza unos USD 7.300 millones en 2018 y USD 2.000 millones en 2019. La ingeniería financiera que está por detrás de estas transacciones deja algunas preguntas sin contestar.

La elaboración de nuestro Observatorio de Deuda tiene varias etapas, entre ellas la recopilación de emisiones de deuda pública y la proyección de flujos de fondos para desarrollar el perfil de vencimientos, hasta la consolidación con las estadísticas de deuda que publica, con bastante retraso, la Secretaría de Finanzas. Esta consolidación nos permite realizar un seguimiento más exacto de los números que publica el Instituto para que sean consistentes las estimaciones.

Cuando se proyectan los perfiles de vencimientos se tienen en cuenta las condiciones de emisión de los títulos públicos, tomando en consideración la periodicidad de pago del capital y los intereses de cada bono, lo cual nos permite estimar el monto anual de los vencimientos.

 

DOS PAGOS FUERA DEL RADAR

A partir de la última consolidación que realizamos con los datos de la Secretaría de Finanzas, detectamos que algunos títulos muestran pagos atípicos, en particular el Bonar 2024 (AY24) y el Bonar 2025 (AA25).

El Bonar 2024 es un bono originalmente emitido en mayo de 2014, pero que tuvo varias ampliaciones a lo largo de estos años. Actualmente hay en circulación unos USD 19.700 millones de Bonar 24, que pagan intereses semestrales en mayo y noviembre de cada año al 8,75% anual. El capital, por su parte, se amortiza en 6 cuotas anuales a partir de mayo de 2019 hasta su vencimiento en 2024.

El Bonar 2025, por su parte, fue emitido en abril de 2017, y tuvo en abril de este año una importante ampliación, por USD 5.000 millones. A agosto de 2018, estimamos que hay en circulación USD 8.500 millones de estos bonos. Sus condiciones de emisión indican pagos semestrales de intereses del 5,75% anual (en abril y octubre de cada año) y amortización de capital en tres cuotas a partir de 2023 hasta su vencimiento en 2025.

Al consistir nuestras estimaciones del perfil de vencimientos del Observatorio de Deuda con las planillas oficiales, notamos que figuran dos desembolsos que no se corresponden con las condiciones de emisión de los bonos en cuestión. Hay un pago de cerca de USD 7.300 millones de capital para el Bonar 2024 en diciembre de 2018, y otra amortización extraordinaria del orden de USD 2.000 millones de Bonar 2025 en septiembre de 2019.

Ante esta inconsistencia decidimos indagar en las operaciones de crédito público realizadas con estos títulos. Los pagos extraordinarios que se reflejan en las planillas de la Secretaría de Finanzas representarían una cancelación adelantada de los bonos por montos que superan el 37% del valor nominal en circulación de Bonar 24, y del 23% en el caso del Bonar 2025.

Dos pagos fuera del cronograma de vencimientos

En millones de dólares

Fuente: ITEGA

Leer más Informes de:

Finanzas