Las Metas Fiscales son Alcanzables

El acuerdo Stand-By logrado entre la Argentina y el FMI supone un compromiso del
país por resolver desequilibrios macroeconómicos mantenidos en los últimos años. Entre
ellos, uno de los más destacados es el déficit fiscal.
La reducción del déficit fiscal ya era uno de los pilares del programa del Gobierno Nacional
previo al acuerdo, pero con él se aumentó la velocidad de corrección: de tener
un 3,8% del PBI de déficit primario en 2017 se propuso alcanzar el 2,7% en 2018, 1,3%
en 2019 y equilibrio fiscal primario en 2020.

Gráfico 1: Resultado fiscal primario y financiero como porcentaje del PBI
Fuente: IIE sobre la base de FMI.
La meta del 2,7% del PBI de déficit primario en 2018 aparenta ser alcanzable dada la
evolución de las cuentas fiscales en los últimos meses y los esfuerzos realizados por el
Estado. Estimamos que el año finalizaría con un crecimiento nominal de los ingresos
del 28% y de los gastos de 21%, con un déficit fiscal primario de 2,5% del PBI.
Los datos de la primera mitad del año fueron promisorios en ese sentido: mientras los
ingresos totales crecieron 26% los gastos primarios subieron 19%. El déficit primario
($105.000 millones) fue $39.000 millones inferior al de igual periodo de 2017 y equivale
al 0,8% del PBI. Con esto, en la segunda parte del año se debería mantener el
mismo déficit nominal que el año pasado, restando presión al esfuerzo fiscal luego de
un buen manejo de las variables durante los primeros meses.

Fuente: IIE Bolsa de Comercio de Córdoba

Leer más Informes de:

Sector Público / Fiscal