Las condiciones de salud de las personas mayores

Las cifras son elocuentes en su progresión mundial: mientras que en 2015 el número de personas en edad de 60 años y más era de 900 millones, es decir, el 12,3% de la población, en 2050 llegará a ser de 2.090 millones, por lo que representarán el 21,5% de la población mundial.

El continente americano es una de las regiones con más rápida tasa de envejecimiento del planeta: mientras que 1 de cada 10 habitantes era adulto mayor en 2015, para el año 2030 lo será 1 de cada 6; y para 2050, 1 de cada 4 (Global Age Watch Index, 2015). Según el mismo informe, la Argentina, con 15,1% de adultos mayores sobre su población total, se encuentra entre los países más envejecidos de Latinoamérica, y según el Ministerio de Salud de la Nación viene demostrando signos de envejecimiento desde 1970 (MSAL, 2007).

En materia de edad de las personas mayores, conviene considerar que el promedio de vida se ha extendido. Actualmente, una persona de 60 años puede esperar vivir hasta los 81, es decir, 21 años más que hace cinco décadas. Adquiere así relevancia que el proceso de envejecimiento se desenvuelva en condiciones vitales adecuadas y en ejercicio pleno de derechos. Bien entendido, este marco significa que el bienestar comprende no sólo las condiciones materiales de vida, sino también la sociabilidad y la sensación de bienestar y satisfacción con su propia vida que experimentan las personas mayores.

En tal sentido, una de las principales dimensiones es la salud entendida como el estado integral de bienestar físico, mental y social que una persona puede alcanzar, y no solamente como la ausencia de enfermedades (OMS, 1948). Constituye, pues, un objetivo y desafío primordial para las agendas públicas que las personas mayores puedan disfrutar de una vida plena, saludable, satisfactoria, en ejercicio pleno de los derechos fundamentales e inalienables consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en el seno de sus familias y comunidades y como parte integrante de la sociedad (ONU, 1982).

El principal propósito del presente Boletín es contribuir al diagnóstico y la planificación de políticas pú- blicas con relación a la salud de las personas mayores. Para ello, ofrece una descripción de los perfiles sociales de quienes se encuentran en distintas situaciones de vulnerabilidad frente a la salud y presenta los resultados de un modelo de análisis multivariados dirigido a reflexionar sobre los determinantes de cada situación problemática. Es decir, además de describir la composición sociodemográfica, socioeconómica y psicosocial de las personas mayores afectadas por distintos problemas de salud, se analizan los factores que inciden en el riesgo de encontrarse con alguno de los problemas de salud abordados.

El primer apartado expone los perfiles sociales de las personas mayores que se perciben con muchos problemas de salud o que se consideran afectadas por enfermedades graves o crónicas, es decir, que acusan una salud comprometida, y también las características de quienes registran altos niveles de malestar psicológico. Seguidamente, se analizan los determinantes de dichas percepciones.

El segundo apartado da a conocer la conformación de la población de personas mayores que no realiza prácticas preventivas, como son la consulta médica y el hábito de realizar ejercicio físico; y también describe la población de fumadores.Luego se analizan los determinantes de cada una de estas problemáticas.

El tercer apartado expone los perfiles poblacionales de quienes en este grupo etario acceden a distintos sistemas de salud: la atención en el hospital público o a través de PAMI. Y examina los resultados en cada caso.

El cuarto apartado presenta los perfiles sociales de quienes declaran demoras en la obtención de un turno para la consulta; de quienes consideran que la calidad en la atención recibida es mala o regular y de quienes consideran sus necesidades insatisfechas en este campo. ¿Quiénes encuentran más dificultades en la atención médica o se ven sometidas a tiempos de espera más extensos? ¿Cómo se conforma el grupo poblacional de personas mayores con necesidades de atención en salud insatisfechas? He aquí dos de los interrogantes abordados.

Por último, complementando la línea de trabajo iniciada en el Boletín anterior, y brindando los datos correspondientes a la dimensión Cobertura en Salud, el quinto apartado presenta un análisis acerca del Enfoque Multidimensional de la Pobreza y los indicadores de salud.

Fuente: UCA

Leer más Informes de:

Empleo y Social