LA INDUSTRIA AVANZA 4.4% EN EL PRIMER CUATRIMESTRE DE 2018 RESPECTO A IGUAL PERIODO DEL AÑO ANTERIOR.

El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL registró en abril un crecimiento de 6.1% respecto al
mismo mes del año anterior de acuerdo con información preliminar. La producción automotriz, la
siderurgia, la producción de alimentos y bebidas, la de químicos y plásticos y la de minerales no
metálicos impulsaron la actividad en el mes. En relación a marzo la producción industrial resultó 3%
inferior incluyendo factores estacionales, mientras que si estos se corrigen la actividad mostró una
contracción de 1.4%%. En el primer cuatrimestre de 2018, y en la comparación interanual, la actividad
industrial acumula una mejora de 4.4% (Véase Tabla 1 y Gráfico Nº 1).
A nivel de ramas de actividad, el ranking de crecimiento en el acumulado para los primeros cuatro
meses del año y en la comparación interanual, es liderado por la producción automotriz que acumula
una mejora de 21.2%. La producción siderúrgica registra un avance de 17.8% en el cuatrimestre y se
ubica en la segunda posición del ranking. Con un crecimiento más dinámico que el promedio de la
industria le sigue la producción de minerales no metálicos (+9.4%), químicos y plásticos (+6.6%) y de
alimentos y bebidas (+5.2%). La producción de papel y celulosa crece 3.9% mientras que la producción
de insumos textiles lo hace 0.9%, en el cuatrimestre y en la comparación interanual. Finalmente, tres
ramas de actividad muestran un retroceso en el periodo enero – abril, comenzando con cigarrillos (‐
1.1%) y siguiendo con proceso de petróleo (‐2.3%) y metalmecánica (‐5.2%). (Gráfico Nº 2).
La actividad industrial observada desde la perspectiva del destino de los bienes producidos muestra
que en el primer cuatrimestre del año y en la comparación interanual el ranking de crecimiento lo
lidera la producción de bienes de consumo durable  ‐a partir del avance de la producción automotriz‐
acumulando una mejora interanual de 5.3% en el periodo. La producción de bienes de uso intermedio
ha pasado a ocupar la segunda posición en el ranking con una mejora acumulada de 5.1%, no obstante,
se trata del grupo de bienes que mayor aporte realizan al crecimiento de la producción industrial. Los
bienes de consumo no durable, impulsados por la mejora de la producción de alimentos y bebidas
acumulan en el periodo enero – abril un crecimiento interanual de 4.3%. Finalmente, la producción de

bienes de capital resulta 1.5% inferior a la registrada entre enero y abril del año pasado.
En términos desestacionalizados, el IPI de abril se contrajo 1.4% respecto al mes anterior (Tabla 1). La
presente fase que acumula 22 meses, ha mostrado una débil dinámica de crecimiento que equivale al
3.6% anual. Asociado al impasse observado en la medición de la producción ajustada por
estacionalidad, el crecimiento de corto plazo y de la tendencia ciclo han mostrado un ligero deterioro.
Por último, tal como se esperaba, la difusión sectorial de la recuperación mostró un avance
colocándose el índice respectivo por encima del 50%.
En síntesis, la industria automotriz lideró el crecimiento industrial en los primeros cuatro meses del
año, mientras que los bienes de uso intermedio realizaron el mayor aporte al crecimiento de la
producción industrial. Para los próximos meses, el traspaso a precios de la corrección cambiaria junto
con tasas de interés más altas podría afectar la demanda de consumo e inversión. Adicionalmente, la
recuperación en Brasil no logra mejorar su dinámica, afectando la confianza y las expectativas de
crecimiento industrial para el presente año. A partir de allí cabe esperar que el crecimiento industrial
en Argentina se ralentice en los próximos meses.

Fuente: FIEL

Leer más Informes de:

Industria