La Economía Argentina

La economía argentina – resumen de coyuntura
Noviembre 2017

CIRUGÍA LIBERAL CON ANESTESIA FINANCIERA

Tras el triunfo electoral, el oficialismo avanza en las reformas estructurales. El reformismo permanente
comenzó por dos pilares del “costo argentino”: el impositivo y laboral. Las reformas tributarias y
laborales apuntan a reducir el costo productivo en las grandes empresas, especialmente del área de
Buenos Aires. La gradual pero profunda baja en los aportes patronales (con desigual impacto regional
por la eliminación de exenciones), la reducción de ganancias a grandes empresas con estructuras
financieras que pueden girar dividendos encubiertos como pagos de intereses a empresas vinculadas,
facilidad para contrataciones temporales, son algunos de los puntos salientes de las reformas.
Pero, dado que los costos son ingresos cuando se los ve del otro lado del mostrador, las reformas
merman simultáneamente los ingresos del Estado y los trabajadores. Un cálculo aproximado del impacto
de la rebaja de los aportes patronales permite estimar que la ANSES perderá entre el 12 y el 15% de sus
ingresos cuando la reforma tenga pleno impacto (ver apartado). En un intento por moderar ese impacto
fiscal, se busca modificar la fórmula de actualización de las jubilaciones, pensiones y asignaciones. Su
actualización por el IPC puede reducir los aumentos en un contexto de inflación a la baja como el
esperado por el oficialismo en los próximos años (dado el desfasaje actual entre la base para calcular los
aumentos y el momento de su aplicación). Sin embargo, dado que las crisis en Argentina son
acompañadas de saltos en el dólar y la inflación, puede tener el impacto inverso cuando el esquema
“ponzi-economics” del endeudamiento internacional en curso encuentre su límite.
Al respecto, la cirugía liberal sobre los ingresos del Estado y los trabajadores contará con la ayuda de esa
anestesia financiera durante su implementación. El endeudamiento externo permite sostener el gasto
de la seguridad social mientras se implementan las reformas que reducen los ingresos del Estado. Por el
lado de las cantidades, permite la expansión de la obra pública y otros gastos estatales mantengan el
dinamismo de la economía, especialmente en años electorales. Asimismo, el costo de dicha política
sobre las industrias que no pueden competir con las importaciones es parcialmente compensado por la
expansión de los servicios y la construcción de la mano de los créditos al consumo y de los hipotecarios
indexados, que facilita la inflación descendente vía retraso cambiario. Por el lado de los precios, el
endeudamiento también permite sostener una política de dólar barato que disminuye la inflación y
contrabalancea el impacto de la reforma laboral sobre los ingresos de la población.

Fuente: CESO

Leer más Informes de:

Macroeconomía