Informe sobre exportaciones de prendas de vestir: Enero – Julio 2017

Debido a la interrupción de datos de comercio exterior por parte de Aduana desde julio del corriente año, se ha visto retrasada la entrega del presente informe de análisis de exportaciones de indumentaria.

A partir del mes de agosto, los datos serán suministrados por el INDEC y contarán con un rezago un mes aproximadamente.

Durante los primeros 7 meses del año las exportaciones de prendas de vestir alcanzaron los USD 14,4 millones a través de 327,8 mil Kg. De esta manera, las cifras continúan reflejando la profundización de la tendencia a la caída de las ventas de prendas de vestir al exterior registrando bajas del orden del 18,4% en valor y 15,1% en volumen.

Los precios por kilogramo de las prendas exportadas, por su parte, cayeron un 3,9% en enero-julio de 2017 en relación al mismo período del año anterior ubicándose en los USD 44 por kilo (ver Cuadro Nº1 del Informe de Exportaciones adjunto).

Al igual que el mes de junio, julio mostró valores de exportación particularmente bajos apenas representando el 40 del valor total de julio de 2015 (ver Cuadro Nº2 del Informe de Exportaciones adjunto).

Como solemos remarcar en este informe, el sector de indumentaria se ha históricamente caracterizado por colocar sus ventas en el mercado interno, por lo que las exportaciones suelen ser bajas en relación a otros sectores. De todas formas, resulta más que relevante el hecho de que los montos y volúmenes exportados en este período –y en los últimos meses- hayan sido los más bajos desde el año 2002 (ver Gráficos Nº1 y Nº2).

Entre las principales causas que han explicado las bajas ventas al exterior a lo largo del año 2016 y en los primeros 7 meses de 2017 se señalan:

  1. La tendencia a la apreciación real del peso impactando a la baja sobre la competitividad-precio durante el año 2016 y durante el primer semestre de 2017 aunque fue levemente suavizada en los meses de mayo, junio y julio. En rigor, la moneda local sufrió una devaluación del 15% entre el 31 de julio de 2017 y el último día hábil de abril.
  2. Si bien con cierta tendencia a la desaceleración, el incremento de los costos de producción licuó cierta ventaja del tipo de cambio: aumento de tarifas energéticas, del precio de los combustibles (logística), alquileres y altas tasas de interés que encarecieron el financiamiento, entre otros.
  3. Las compras de indumentaria por parte de nuestro principal socio comercial –Brasil- se redujeron fuertemente en el período (aunque presentan ciertos indicios de recuperación en el mes de julio).

A este respecto, las exportaciones a Brasil cayeron un 42% en dólares y un 42% en volumen en enero-julio (ver Cuadro Nº4). No obstante, al contrario de lo que sucedió el mes anterior –en el cual las caídas resultaron muy profundas registrando variaciones del -50% y -76%, respectivamente-, en julio los valores exportados cayeron solo un 4%. Los volúmenes, por su parte, sí cayeron considerablemente superando el 57% de disminución. De esa forma, se evidencia que el precio por kilo aumentó fuertemente en julio 2017 en relación al mismo mes del año anterior pasando de los USD 25,3 por kilo a los USD 56,9 por kilo.

En este período, Brasil fue desplazado por Uruguay al segundo puesto del ranking de destinos de exportación tanto en términos de valor como de kilos de mercadería por primera vez. Anteriormente, las ventas a Uruguay promediaban precios de exportación mayores a los de Brasil por lo que si bien se exportaban menos kilos a Uruguay, el valor resultaba superior a Brasil (ver Cuadro Nº4).

En relación a otros mercados, estos lograron caídas relativamente menores en términos de kilogramos exportados en los primeros 7 meses del año anterior: Chile y Paraguay. Mientras que se incrementaron las ventas a mercados marginales pero que potencialmente podrían crecer tales como México, España, Panamá y Colombia.

Entre los principales productos exportados, en los primeros lugares se encontraron (a) las camisas masculinas –mayormente de algodón- a pesar sufrir una disminución interanual del 10% (fuerte caída de las ventas a Uruguay del -35% y gran crecimiento de Chile como destino +93%); (b) los pantalones -en buena medida femeninos y de algodón- aunque contrayendo ventas en un 24% en relación al año anterior; y (c) los sweaters tanto de algodón como de fibras sintéticas (fuerte caída de las ventas a los principales mercados: Brasil, Uruguay y Chile; ver Cuadros Nº6 y Nº7).

En julio, el ranking de productos acompañó, en buena medida, al ranking acumulado del período conservando las camisas masculinas de algodón el primer puesto. Como dato interesante del mes en cuanto a productos se resalta el aumento de las exportaciones de sweaters de lana (ver Cuadro Nº5).

Finalmente, y al igual que en el mes anterior, se resalta que el incremento en la tasa efectiva de cambio en algunos productos que pasaron de tener un reintegro del 6% al 8% y en otros casos del 6% al 6,5% debería constituirse en un incentivo que permita incrementar la exportación de prendas confeccionadas en Argentina de cara a los próximos meses.

Fuente: CIAI

Leer más Informes de:

Comercio Exterior