Informe Monetario Mensual Abril 2018

En abril se publicó el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC de marzo, que mostró una variación mensual de precios
de 2,3% para el nivel general y de 2,6% para el componente núcleo. Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes
estatales y privadas monitoreados por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) indican que la inflación núcleo de abril se
habría mantenido en registros elevados, aunque inferiores a los de marzo.
• En las últimas semanas, las condiciones internacionales, sumadas a algunos factores locales, generaron una situación de inestabilidad
en el mercado cambiario. La decisión inicial del Banco Central de la República Argentina (BCRA) fue la de apelar a las intervenciones
cambiarias para contener la depreciación del peso, con el objetivo de acotar la volatilidad y garantizar el proceso de desinflación.
Al mismo tiempo se produjo una disminución de los pasivos no monetarios del BCRA: principalmente de LEBAC y LELIQ. Con el correr
de los días, y en la convicción de que los movimientos observados reflejaban un shock más profundo sobre los mercados emergentes y
no un episodio aislado de volatilidad en los mercados financieros, el BCRA fue reduciendo la magnitud de sus intervenciones y permitiendo
un deslizamiento mayor del tipo de cambio.
• A su vez, el Consejo de Política Monetaria del BCRA se reunió fuera de su cronograma preestablecido el 27 de abril y resolvió
aumentar la tasa de política monetaria, habitualmente el centro del corredor de pases a 7 días, en 300 puntos básicos a 30,25%. Las tasas
de interés de los mercados de préstamos interfinancieros se mantuvieron en valores cercanos al centro del corredor establecido por el
BCRA en el transcurso de abril y al término del mes se alinearon con el nuevo nivel fijado. Antes de la publicación de este Informe, el
Consejo de Política Monetaria resolvió aumentar nuevamente su tasa de política monetaria en dos oportunidades, por un total de 975
puntos básicos a 40%, en pos de preservar el proceso de desinflación. Asimismo, decidió ampliar el ancho del corredor y la tasa de los
pases activos de 7 días pasó a 47%, mientras que la de los pases pasivos del mismo plazo se ubicó en 33%. La amplitud excepcional del
corredor tuvo el objetivo de permitir que el rendimiento de los activos domésticos pudiera moverse más libremente para responder a
shocks de alta frecuencia.
• Las tasas de interés pasivas se mantuvieron estables en niveles similares a los que vienen registrando desde inicios de este año.
La tasa TM20 – tasa de interés por depósitos a plazo fijo de $20 millones o más, de 30 a 35 días de plazo – de bancos privados promedió
en abril 23,3% mientras que, la BADLAR –tasa de interés por depósitos a plazo fijo de $1 millón y más, de 30 a 35 días de plazo– de
bancos privados promedió 22,8%.
• Las tasas de interés activas mostraron un comportamiento dispar, aunque la de la línea más operada –hipotecarios en UVA– se
mantuvo respecto a marzo, al promediar 4,7%. En el caso de los préstamos personales, la tasa de los otorgados con rendimiento fijo
aumentó 0,1 p.p. respecto a marzo (promedió 40,2%), mientras que la de los otorgados en UVAs disminuyó 0,3 p.p. (hasta 10,2%). En
ambos casos, los cambios respecto al mes previo no indican movimientos generalizados, sino que fueron resultado de modificaciones en
la participación de las entidades que operan con distintos niveles de tasas.
• Considerando los saldos en términos reales y ajustados por estacionalidad, el M3 Privado disminuyó 0,2% respecto a marzo,
tras observarse un aumento de los depósitos a plazo del sector privado, parcialmente compensado por una caída del M2 privado, compuesta
tanto por depósitos a la vista como por el circulante en poder del público.
• Con el objetivo de fomentar el ahorro en el sistema financiero local, dada su importancia como fuente de financiamiento de los
préstamos de mayor plazo (en particular, los denominados en UVAs), el BCRA dispuso una reducción del plazo mínimo de los depósitos
a plazo en UVAs, desde 180 días hasta 90 días.
• Los préstamos al sector privado continuaron creciendo en términos reales y ajustados por estacionalidad. En abril, el total de
préstamos, pesos y moneda extranjera, aumentó 2,1% y en los últimos 12 meses acumuló un incremento real de 26,3%. El crecimiento
mensual de los préstamos en moneda local fue de 2,1%, con una variación interanual real de 20,4%. Al impulso proveniente de los
préstamos hipotecarios, este mes se sumó el del financiamiento otorgado mediante adelantos.
• La tasa de crecimiento de los hipotecarios se ubicó en 7,2% en términos reales y ajustada por estacionalidad. En términos
nominales, la línea presentó un aumento de 7,8%, acumulando un aumento interanual de más de 150%. El financiamiento en UVA representó
alrededor del 90% de los préstamos otorgados a personas físicas. Así, desde el lanzamiento de este instrumento, se han otorgado
aproximadamente $101.200 millones de préstamos hipotecarios en UVA.
• El crecimiento de los préstamos superó el de los depósitos y la liquidez bancaria amplia en moneda local (medida como la suma
del efectivo en bancos, la cuenta corriente de las entidades en el Banco Central, los pases netos con tal entidad y la tenencia de LEBAC y
LELIQ, como porcentaje de los depósitos en pesos) disminuyó 0,6 p.p. respecto a marzo, alcanzando a 42,3%. La reducción estuvo
compuesta por la caída de las tenencias de LEBAC.

Fuente: BCRA

Leer más Informes de:

Finanzas Macroeconomía Sector Público / Fiscal