INFORME DE EJECUCIÓN PRESUPUESTARIA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA NACIONAL Junio de 2018

En junio de 2018 el nivel de gastos devengados resultó superior al de recursos
percibidos en el mes, lo que derivó en un resultado financiero mensual de $-163.940
mill. De esta manera, teniendo en cuenta el saldo negativo obtenido en los meses
anteriores ($-138.321 mill.), el resultado financiero acumulado al mes de junio
constituyó un déficit de $302.261 mill., un 19,3% superior al de igual período de 2017.
En tanto, dado que durante este semestre se devengaron $233.102 millones en
concepto de intereses (+70,8% i.a.), el Resultado Primario arrojó un déficit de $69.158
millones, contra un saldo primario deficitario de $116.806 millones obtenido a junio de
2017.
Los Recursos Tributarios (incluyendo aportes y contribuciones a la Seguridad Social)
crecieron un 28,8% i.a. en los primeros seis meses del año. Debe tenerse en cuenta
que en el mismo período de 2017 ingresaron $43.987 millones derivados del Régimen
de Sinceramiento Fiscal (o “blanqueo”), ingresos que no estuvieron presentes este
año. Descontando estos ingresos, la tasa de variación de la recaudación tributaria
(incluyendo impuestos, derechos de comercio exterior y aportes y contribuciones de la
seguridad social) ascendería al 33,6% i.a., un 4,1% superior a la inflación i.a. según el
Indice de Precios al Consumidor del INDEC1
. La performance de la recaudación
tributaria se vio impulsada fundamentalmente por el IVA, que creció un 45,4% ia., los
Derechos de Importación (+51,6% i.a.) y el Impuesto a las Ganancias (+37,3% ia.). Por
su parte, los Derechos de Exportación se recuperaron de la caída verificada en los
primeros meses del año, por influencia de la depreciación del peso, y promedian un
aumento del 23,3% i.a. mientras que el Impuesto a los Bienes Personales muestra una
caída del 9,9% i.a. debido a la disminución de la alícuota y al aumento del mínimo no
imponible.
Por otra parte, en junio ingresaron cerca de $19.164 millones en concepto de Rentas
de la Propiedad (+17,8% i.a.), totalizando $117.354 millones acumulados (+78,4% ia.),
de los cuales $21.913 millones constituyen utilidades del Banco Central y unos $56.224
millones, rentas del FGS2
. En suma, el total de recursos corrientes y de capital
percibidos fue de $1.135.441 millones (+26,4% i.a.), alcanzando una ejecución del
orden del 51,5% del cálculo de recursos vigente.
En cuanto a la ejecución de los gastos primarios, la misma estuvo levemente por
debajo del nivel alcanzado en años anteriores, representando el 47,1% de las

autorizaciones vigentes en el Presupuesto Nacional. De esta manera, se devengaron
$1.204.599,4 millones, con un incremento del orden del 18,7% respecto al mismo
período de 2017. Por otra parte, el nivel de ejecución de los intereses alcanzó un
porcentaje del 57,5%, registrando una suba del 70,8% i.a. (una variación total de
$96.634,1 mill.). En suma, la variación del gasto total fue del 24,9% ia., 4 p.p. menos
que la variación de la recaudación tributaria (primaria de la AFIP), y 4,6 p.p. inferior a la
inflación.
Los hechos más distintivos del mes de junio estuvieron dados por la retracción de
prácticamente todos los componentes de los gastos primarios, con excepción de las
Prestaciones de la Seguridad Social (+29,3%), las Remuneraciones (+21,4%) y las
Transferencias a Universidades (+21%), que constituyen los conceptos más rígidos así
como también las Transferencias Corrientes al Sector Privado (24,9%). Estos impulsos
fueron contrapesados por el comportamiento de las Transferencias a Provincias, tanto
las corrientes como las de capital (+2,7% i.a. y -55% i.a., respectivamente), la Inversión
Real Directa (-15,1% ia.), las transferencias corrientes al sector empresarial público y
privado (-61,5% i.a.), y la Inversión Financiera (-20,1% i.a.). Es de destacar, para el caso
particular de las transferencias de capital, que, a partir del año 2018, las transferencias
que se realizan en el marco del Fondo Federal Solidario (FFS) tienen carácter
“extrapresupuestario”, mientras que hasta el año pasado formaban parte del
presupuesto de la Administración. Al considerar esta situación la retracción aludida
previamente en los flujos de capital que resultan en una caída de $5.515 millones en la
comparación entre los meses de junio 2017 y junio 2018 (-55% i.a.) se reduce a una
disminución de $3.157,5 millones (-41,2% i.a). Por otro lado, también considerando la
variación entre ambos meses, el pago de intereses prácticamente se duplicó (+96,6%),
por lo cual el gasto total mostró un incremento de 29,4%.
Entre los gastos primarios, los subsidios económicos (concentrados principalmente en
las áreas de energía y transporte), sumaron $92.859 millones en los primeros seis
meses de 2018, un 7,4% menos que lo devengado en igual período de 2017 (-$7.447
mill. aprox.), lo cual es el resultado de la suba de tarifas y quita de subsidios de los
principales servicios públicos incluyendo luz, gas y agua. Como resultado de esta
política los subsidios energéticos tuvieron una variación interanual negativa de $9.831
millones (-16,7% i.a.) y los de transporte crecieron sólo $2.266 millones (+7,2%).
Adicionalmente, las transferencias destinadas al financiamiento de inversiones de
capital para empresas públicas, fondos fiduciarios y el sector privado registraron una
caída del 25,4% i.a., sumando $11.920,5 millones (-$ 4.065,5 mill.).
En tanto, en el primer semestre del año, los flujos destinados a los estados provinciales
y municipales totalizaron la suma de $55.547,3 millones, arrojando una retracción del
orden del 19,8% i.a., con un leve incremento en las transferencias de carácter
5
corriente (+6,9% ia.), que fue compensado por la baja de las de capital (-38,6% ia., que
sería de -20,3% i.a si se excluyera de la comparación a las partidas destinadas al Fondo
Federal Solidario).

Fuente: ASAP

Leer más Informes de:

Sector Público / Fiscal