¿Influye la localización de las granjas de cerdo en el saldo técnico del IVA?

El presente informe complementa al Documento de Trabajo Nº 168 publicado el 26 de diciembre de 2017, en el cual se analizó el posible efecto de la reducción del IVA en la venta de carne de cerdo (del 21% al 10,5%) sobre los saldos técnicos de dicho impuesto en las granjas porcinas. En el documento difundido en diciembre pasado se planteaban diferentes situaciones, dadas por: – Escala y eficiencia de la granja: a) establecimiento con 250 madres que logran 2.563 kilos por madre por año (eficiencia baja); b) establecimiento con 500 madres que logran 3.536 kilos por madre por año (eficiencia alta). – Modalidades de adquisición del maíz y la harina / expeller de soja, establecimientos que: a) adquieren ambos insumos en el mercado (IVA compras del 10,5% y del 21%, respectivamente); b) disponen del maíz y adquieren la harina / expeller de soja en el mercado (IVA compras de 6% y 21%, respectivamente); c) disponen de ambos insumos (IVA compras del 6% y 10,5%, respectivamente). 

En ese documento los distintos casos bajo análisis giraban alrededor de una granja localizada a 400 km del puerto de Rosario, en cercanías de la localidad de Malena, sur de Córdoba. En este trabajo se agrega una tercera dimensión al análisis, la localización de la granja. Es de esperar que granjas localizadas más cerca de Rosario afronten un mayor costo del alimento (maíz y derivados de soja) en relación a granjas localizadas lejos de los puertos y del principal mercado formador de precios que tiene el país. Y es de esperar también que este cambio influya en el saldo del IVA, al ser el alimento un componente muy importante del costo de producción total. En síntesis, para ver el impacto de esta tercera fuente de variabilidad se supone:

– Dos casos posibles para la ubicación de la granja: a) en las inmediaciones del puerto de Rosario; b) a 400 km del puerto de Rosario (sur de Córdoba).

Quedan planteados entonces 6 casos en cada localización. Los resultados arribados en el Documento de Trabajo previo, en el que la granja porcina se situaba en el sur de Córdoba, indicaban que solo en 1 de los 6, la reducción del IVA ventas habría ocasionado saldos técnicos a favor del productor en el período octubre 2016/setiembre 2017. Correspondía a la granja de 250 madres con bajos niveles de eficiencia que adquiría el maíz y el expeller de soja en el mercado. Es decir, a la granja con mayores costos medios y con mayor IVA compras.

Al mover el establecimiento a la zona del puerto, los resultados “empeoran” en todos los casos. En 3 de los 6 planteados la granja queda con saldos técnicos de IVA a su favor ante el cambio tributario, es decir, con créditos de IVA irrecuperables. Al caso del modelo anterior se agregan dos más: la granja de menor escala y eficiencia baja que solo compra en el mercado el expeller de soja ya que tiene el maíz, y la granja de 500 madres y eficiencia alta que adquiere ambos insumos en el mercado.

Fuente: Fundación Mediterranea

Leer más Informes de:

Agro