Exposiciones de bancos internacionales a América Latina

Resumen ejecutivo

Tras la crisis financiera se observó una reducción en los flujos transfronterizos globales. En este contexto, cobra importancia el monitoreo y análisis de la evolución de los flujos financieros y de las exposiciones internacionales de los bancos globales con el objetivo de identificar regiones o países potencialmente más vulnerables a una reducción de esta financiación. América Latina es de las pocas regiones del mundo donde las exposiciones de los bancos internacionales siguieron aumentando debido a la fuerte presencia local de bancos internacionales y una mayor estabilidad en los flujos bancarios transfronterizos recibidos por la región.

Esta nota analiza la evolución reciente de las exposiciones de los bancos globales a los principales países de América Latina1 .Para ello se utilizan dos estadísticas del BIS. Las estadísticas territoriales, que miden los flujos que los bancos intermedian desde otros países a la región, y las estadísticas consolidadas, que miden al tiempo las exposiciones transfronterizas (eliminando operaciones intra-grupo) y las exposiciones de bancos extranjeros que operan directamente en la región. El análisis cuenta con algunas limitaciones al ser imposible aislar el efecto del tipo de cambio en algunas de las series y no existir información individualizada de la financiación realizada por algunos países, tales como China, Rusia o Canadá. Sin embargo, estas estadísticas permiten una primera aproximación. Las exposiciones consolidadas a Brasil, México, Chile, Perú, Colombia y Argentina, alcanzan 1 billón de dólares a diciembre de 2016, un 9% inferiores a las registradas en diciembre de 2013. Este descenso se explica principalmente por la reducción en las posiciones locales, que es particularmente acentuada en el caso de Brasil. La fuerte devaluación sufrida por todas estas monedas frente al dólar explica este comportamiento – toda vez que las estadísticas se publican únicamente en dólares – mientras que la evolución registrada en la moneda local es creciente en todos los países.

En algunos, como Chile, Colombia y Perú, el crecimiento en moneda local es tan fuerte que más que compensa el efecto de la devaluación. Por otro lado, los flujos transfronterizos que son realizados directamente desde bancos con sede en el extranjero y en gran parte se realizan en moneda extranjera (76% en dólares para la muestra de países analizados) se han mantenido estables en los últimos años, tras el fuerte crecimiento hasta finales de 2010.

En el caso de Brasil estos flujos se reducen, particularmente desde finales de 2014 aunque parecen estabilizarse en la segunda mitad de 2016. En las posiciones transfronterizas se destaca la mayor volatilidad de los flujos al sector financiero (que representan el 38% del total), con una leve reducción en los últimos trimestres, mientras que los flujos al sector real tienen una tendencia positiva (incluso en el peor momento de 2008 la caída de flujos al sector real fue muy tenue). Los países con una mayor importancia de los flujos financieros están más expuestos a potenciales salidas de capitales, como es el caso de Brasil y en menor medida, Perú y Colombia. Del análisis por países se observan evoluciones diferenciadas: Brasil, que representa casi la mitad de flujos y de las exposiciones a los 6 países analizados, registró descensos tanto en las posiciones transfronterizas como en las posiciones locales.

En el caso de México, los flujos transfronterizos se han mantenido estables en los últimos años mientras que las posiciones consolidadas han tenido un impacto negativo por la devaluación del peso, particularmente en el año 2015. Por otro lado, en Perú hay un crecimiento notable de todas las exposiciones (transfronterizas y locales); en Chile recientemente el crecimiento es más fuerte en las exposiciones locales mientras que las transfronterizas todavía no recuperaron el nivel de hace dos años; y en Colombia crecen ambas exposiciones, pero de manera más acusada los flujos transfronterizos.

En México, Chile y Argentina el peso de las exposiciones locales es muy superior al de los flujos transfronterizos lo que significa que las exposiciones a estos países por parte de los bancos internacionales son más estables y una reducción fuerte vendría dada por una retirada física del país (lo que ocurre con poca frecuencia y en general es compensada por la venta a otro banco, sea local, regional o internacional). Por otro lado, en Brasil, Perú y Colombia, el mayor peso de las posiciones transfronterizas significa que gran parte de las exposiciones de bancos internacionales son más volátiles (no están financiadas por depósitos locales) y por tanto, la reducción de la financiación recibida desde el exterior puede ser repentina e inesperada. Los bancos españoles tienen la exposición consolidada más importante y creciente a la región (representando un 43% de las exposiciones consolidadas totales de los bancos internacionales a los países analizados, frente a 38% en 2005) por su fuerte presencia local. Los bancos estadounidenses ocupan la segunda posición (19% de la exposición consolidada, que compara con 22% en 2010, siendo además los líderes en la financiación transfronteriza a la región (representado el 33% de los flujos bancarios transfronterizos).

En un primer apartado de la nota se analiza la evolución de los flujos transfronterizos, a continuación las exposiciones consolidadas y seguidamente se desarrolla el análisis para cada uno de los países en el siguiente orden: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

Fuente: BBVA Research

Leer más Informes de:

Finanzas