EXPORTACIONES ARGENTINAS: RADIOGRAFÍA DEL APARATO PRODUCTIVO EN TIEMPOS DE COVID-19

Observar la evolución de las exportaciones argentinas durante el mes de abril permite apreciar de manera bastante gráfica lo que está sucediendo con el aparato productivo argentino durante la pandemia, desde el punto de vista sectorial:

  • Derrumbe del sector industrial: Las exportaciones de manufacturas de origen industrial se redujeron interanualmente un 58%. La caída del 90% en las ventas externas de autos explica en buena medida esta realidad.
  • Reducción de actividad en energía: En línea con la caída en la demanda global de gas y petróleo, y con la producción doméstica restringiéndose a sus valores mínimos y enfocada en el hoy limitado mercado local, las exportaciones del complejo energético se contrajeron en un 34%.
  • Resiliencia de la producción primaria: A contramano del agregado, las exportaciones de productos primarios crecieron un 11%, mientras que las manufacturas de origen agropecuario se contrajeron apenas un 3%. Si bien la evolución del sector obedece en parte a que las decisiones de producción y exportación se tomaron con varios períodos de anticipación y no tienen vuelta atrás, está claro que la demanda global (y también la doméstica) de alimentos está sufriendo relativamente menos el impacto del parate global.

Es particularmente destacable la caída que tuvieron las exportaciones a Brasil. Mientras que las ventas externas a Brasil se redujeron un 57,3%, las exportaciones al resto del mundo cayeron un 11%. Esta profunda diferencia relativa está asociada al perfil de exportaciones a nuestro vecino país, con un alto componente de producción industrial. Las exportaciones a Brasil como porcentaje del total alcanzaron en abril de 2020 su piso histórico desde 1992: un 8,9%, un valor muy ilustrativo de las condiciones en las que se encuentra el complejo industrial argentino y de la relación comercial con Brasil.

El tamaño de la destrucción de valor que sufrió la industria argentina como consecuencia de un hecho exógeno, se agrega a una realidad ya compleja que se estaba padeciendo. Adicionalmente, pone de manifiesto la necesidad de implementar políticas inusualmente potentes que en buena medida ya se han implementado, de generar un mecanismo de restablecimiento de la actividad inteligente y, por sobre todas las cosas de rediseñar estratégicamente la política industrial de mediano y largo plazo.

Fuente: Invenómica con datos del Indec.

Fuente: Invenómica

Leer más Informes de:

Comercio Exterior Industria Opinión Propia