Es clave una discusión correcta: en 2019 el gasto público nacional debería crecer entre $280.000 millones y $330.000 millones para cumplir la meta de déficit primario de 1,3% del PIB.

La intención del gobierno nacional de converger al equilibrio fiscal en menor tiempo
que el definido originalmente es un hecho. Lo que resta definir es cuánto se hará por el
lado de los ingresos y cuánto por el lado del gasto público primario. Lo concreto es que
para el año 2019 debe llegarse a un déficit primario de 1,3% del PIB, partiendo de uno
de 2,7% del PIB de este año.
Dado que se está transitando el año fiscal 2018, primero resulta importante analizar la
dinámica fiscal de este período, que es la base para proyectar las variables del año
2019.
Durante este año el déficit primario debe bajar desde un 3,8% del PIB de 2017 a un
2,7% del PIB. En el cuadro siguiente se presentan los valores que en términos del PIB
adquirirían al final del año los principales componentes del ingreso y del gasto
primario, permitiendo apreciar la magnitud de las variaciones de cada uno. Como
puede apreciarse, el gasto primario nacional caería este año unos 1,6 puntos
porcentuales del PIB, destacándose la caída en el Gasto de Capital (-0,9p.p.) y los
Subsidios Económicos (-0,5p.p.). Es decir que el año 2018 sería un año más de caída del
peso del gasto público primario en la economía, como elemento clave para alcanzar la
meta del 2,7% del PIB.

Fuente: IARAF

Leer más Informes de:

Sector Público / Fiscal