Enfoques de políticas con base en la evidencia para la prevención de la violencia intrafamiliar y la reducción de conductas delictivas en América Latina

La violencia contra la mujer es uno de los mayores problemas de salud pública en el mundo, así como uno de los principales retos para el desarrollo de Latinoamérica. La violencia intrafamiliar se encuentra generalizada en la región y afecta de un 14 a un 38 por ciento de las mujeres en el transcurso de sus vidas. Gracias a una serie de estudios encargados por el Wilson Center con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo se ha comenzado a arrojar luz respecto del carácter complejo de este tipo de violencia. En su conjunto, presentan recomendaciones de políticas con base en la evidencia que podrían prevenir la incidencia de la violencia intrafamiliar y reducir los riesgos de conductas delictivas futuras en los niños.

Fuente: BID

Leer más Informes de:

Empleo y Social