En 13 de 22 grandes áreas del sector público los contratados superan a los asalariados

Históricamente se ha sostenido que la precariedad laboral es uno de los pasivos del sector privado, como
atajo para eludir parcialmente las altas cargas que pesan sobre la nómina salarial. Sin embargo, con datos
del último Boletín Fiscal del Ministerio de Hacienda IDELAS pudo observar que en la Administración
Pública Nacional sobre 22 grandes áreas que comprenden desde la Presidencia, Jefatura de Gabinete de
ministros y Ministerios, en 13 se registraron en 2017 más de un trabajador contratado por cada uno
anotado en relación de dependencia. La suma total arroja una proporción de 4 asalariados por 1 empleado
independiente. Si se excluyen los ocupados en el sistema de seguridad y defensa esa relación virtualmente se
equipara, desciende a 1,24 puestos por tiempo indeterminado por cada 1 a plazo fijo
Las estadísticas sobre el empleo en el sector público
nacional, las cuales comprenden a los ocupados en el
Poder Ejecutivo, empresas del Estado y en otros
entes del sector público no financiero mantuvo una
trayectoria sostenidamente expansiva porque dos
terceras partes corresponden a las fuerzas de
Seguridad y Defensa que crecen al ritmo de la
población.
Esa tendencia se quebró en 2017 como consecuencia
del traspaso de alrededor de unos 18.000 agentes de
la planta permanente de la Policía Federal Argentina
a la Policía Metropolitana de la Ciudad de Buenos
Aires; mientras se mantuvo el movimiento
expansivo de la nómina en empresas del Estado.
A partir de ahí la distribución de puestos en la
Administración Pública Nacional se reparte en
288.138 asalariados en el Poder Ejecutivo, más
71.797 contratados; 28.756 trabajadores en relación
de dependencia en Empresas del Estado, al que se
agregan 2.632 independientes; y 22.221 por tiempo
indeterminado en otros entes del sector público
nacional no financiero, más 289 por cuenta propia.
De ahí surge que la nómina en relación de
dependencia se redujo en el último año a 339.115
personas, bajó en 21.857 puestos; mientras que la de
contratados se elevó a 74.718 empleados, 1.871 más
que el año previo.
Con esos movimientos, la proporción de asalariados
por contratados cayó al mínimo histórico de 4,5,
desde un pico de más de 10 a 1 en 2016; y a 1,24 si
se excluyen los 204.000 ocupados por el sistema de
Seguridad y Defensa nacional.

Fuente: UCES

Leer más Informes de:

Empleo y Social