El sorgo en épocas de crisis comercial mundial

El sorgo no sorteó los efectos de la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Al igual que el resto de los granos, las exportaciones americanas con destino a China han disminuido considerablemente producto de tarifas arancelarias. Ante mayores excedentes de sorgo en EE.UU, la industria americana busca cultivar nuevos usos.
El sorgo y sus dos grandes jugadores 
Luego de la imposición de aranceles por parte de China al sorgo proveniente de Estados Unidos, la relación entre el gran exportador y el gran comprador se ha quebrado. China impuso un arancel que llega hasta 178,6% del valor del grano importado. Esto provocó que las exportaciones provenientes de Estados Unidos caigan a los mínimos de las últimas 5 campañas. El siguiente grafico muestra como caen las compras de China mientras que las exportaciones de Estados Unidos copian ese guarismo.
Ante esta situación, la industria americana busca caminos para absorber el sorgo excedente. El sorgo se presenta en más de 125 productos en Estados Unidos y se realizan investigaciones para acrecentar el consumo humano, como en alimentos para celiacos o proteicos. Se intensificará también el uso del sorgo para el alimento balanceado de mascotas y ganado, la producción de etanol y la elaboración de cerveza. Para la próxima campaña, se destaca principalmente el mayor consumo proyectado de etanol a base de sorgo.
En tanto, el salto interanual en el ítem de “alimento humano, semilla e industria” del balance del USDA para los Estados Unidos es de 1,7 millones de toneladas, para ubicarse en 3,2Mt. Tal es así, que el consumo de sorgo en Estados Unidos se proyecta en 5,84 Mt y luego de seis campañas vuelve a superar al propio consumo doméstico de China en 5,5 Mt.
La renovada demanda interna de Estados Unidos sostiene los precios en el Golfo de México en valores cercanos a los 174 u$s/t. Las cotizaciones a nivel internacional también se mantienen en valores estables ante el ajuste de los stocks finales proyectados para el ciclo comercial 2018/19. Según el Consejo Internacional de Cereales, pese a la mayor producción proyectada (59,7 Mt), los stocks caen a 4,1 Mt; cifra mínima de los últimos 6 años. En este sentido se destaca el fortalecimiento del sorgo en el consumo humano y la industrialización como principales factores del ajuste de stocks.
El sorgo argentino en fuerte caída…
Argentina es el tercer exportador mundial de sorgo con una proyección de exportaciones de 500 mil toneladas, después de Estados Unidos (3,8 Mt) y Australia (1,4 Mt). Mientras que en materia de producción, Argentina se encuentra en octavo lugar y en vías de perder ese puesto. Según el Ministerio de Agroindustria, la campaña 2017/18 se sembraron 600 mil hectáreas; área mínima desde la campaña 2004/05. Para peor, según la información recabada por el organismo oficial a la fecha, la superficie a implantar 2018/19 registraría una nueva baja respecto a la campaña previa. Por otro lado, la tecnología aplicada para el cereal es muy pobre si la comparamos con el resto de los cultivos extensivos. Una deficiente fertilización sumada a que las siembras se limitan en lotes marginales hace que el sorgo no exprese su potencial rendimiento.
Sin embargo, la última proyección oficial de producción de sorgo 2018/19 alcanza 3,74 Mt; cifra difícil de alcanzar en un área proyectada de 770 mil hectáreas.
La sequía de la última campaña se cobró casi un millón de toneladas de sorgo dejando al número final en 1,6 Mt. La caída en la oferta es acompañada por una reducción de la demanda. Las exportaciones se reducen cada año, pasando de 450 mil en 2015/16 a 200 mil en 2017/18. En tanto, las compras de la exportación de la nueva campaña 2018/19 se ubican en 700 toneladas frente a las 6 mil toneladas de la campaña previa. Por último, las declaraciones juradas de ventas al exterior son nulas mientras que la campaña pasada era de 166 mil toneladas.
Pese a la menor demanda, los stocks finales de la campaña actual caen a 140 mil toneladas sin reflejarse en una mejora de los precios locales. Actualmente el valor de la Cámara Arbitral de Cereales de la Bolsa de Comercio de Rosario (CAC) en dólares se encuentra en u$s 106/T, mientras que hace un año a la misma fecha era de u$s 116,8/T. Estos bajos precios y la dificultad en la comercialización no incentivan al productor a apostar por este cultivo. Los sorgos argentinos presentan potencial para aumentar sus rendimientos y adaptarse a la demanda del mercado externo, pero deben tomarse medidas para cumplir con ciertas exigencias de calidad en los mercados de exportación.
Actualmente, el principal destino de exportación del sorgo argentino es Japón, con una participación del 57% en el promedio de los últimos años del total exportado. Otros destinos que participan regularmente son Estados Unidos, Chile y Taiwán. El caso de las exportaciones a China fue un hecho aislado en 2015.

En cuanto a la calidad para acceder a ciertos mercados, es importante considerar el nivel de taninos, que varía según el híbrido en: alto (0,9 a 1,4 %), medio (0,6 a 0,9 %) y bajo (0,3 a 0,6 %). La máxima tolerancia para acceder al mercado chino es del 1% (norma ISO 9648). Los taninos son sustancias que protegen al cultivo de factores bióticos, como el ataque de aves u hongos, brindándole mayor rusticidad. Si el grano es destinado a la alimentación de monogástricos (seres humanos, aves, cerdos y peces) es importante que los taninos se encuentren en bajos niveles ya que puede causar dificultades en la digestión.
El mejoramiento genético debe trabajar en este aspecto: disminuir el contenido de taninos a tal punto de no hacer susceptible a la planta al ataque plagas. Como referencia, los datos del laboratorio de la Bolsa de Comercio de Rosario son una muestra del nivel de taninos que se presenta en la zona de influencia a los puertos de Up River.
Otro problema de calidad recurrente es la presencia de sorgo de Alepo; una maleza cuyos granos pueden causar toxicidad en los animales y es motivo de rechazo en los destinos de exportación. Este tipo de dificultades se pueden evitar reforzando el conocimiento técnico y aplicando buenas prácticas de manejo.
Para que aparezcan más productores “sorgueros” hay que incentivar la cultura de la producción de sorgo de alto potencial y calidad y brindar facilidades al momento de comercializarlo con el objetivo de acceder a más mercados. Es importante la promoción del cultivo que realiza MAIZAR y el INTA en cuanto a sus múltiples beneficios y aspectos técnicos. El INTA AER Las Toscas enumera las múltiples cualidades de este cereal:
• Propende a un esquema sustentable con rentabilidad, mejorando el balance de carbono en la rotación, preservando la estructura física del suelo, recuperándolos por su mayor volumen radicular, mayor aporte de rastrojo y mayor cobertura.
• Mayor adaptabilidad y mejor comportamiento bajo condiciones climáticas adversas que otros cereales, lo que se traduce en un menor riesgo para los productores.
• Responde a la necesidad de incrementar reservas forrajeras debido a la intensificación de la producción ganadera. El sorgo puede ser usado como complemento e incluso como único alimento de distintas maneras – pastoreo directo, diferido o reserva en distintos tipos de silo de grano húmedo o planta entera. Esto permite a los productores una mayor flexibilidad en el manejo de sus recursos forrajeros.
• Posee una variabilidad genética que le permite contar con gran plasticidad para adaptarse y elevar su potencial de rendimiento, en diferentes ambientes y para distintos tipos de utilización.
• Alta eficiencia de conversión en carne y leche del sorgo con calidad específica.
• Mejor adaptación al cambio climático generado por el calentamiento global.
• Mayor adopción de la técnica de silo de planta entera y de grano como suplemento para alimentación animal.
• El sorgo con calidad de grano y biomasa optimiza su aprovechamiento alimenticio e industrial, elevando la calidad de sus productos y haciéndolo competitivos con otros cereales. Existe germoplasma con calidad diferenciada de alta productividad para distintos usos en alimentación humana y animal, y en agroindustria como biocombustibles.
Fuente: BCR

Leer más Informes de:

Agro Comercio Exterior