El sector financiero, un aliado de la economía

Si bien muchas veces se expone al sector financiero como un simple intermediario en el circuito económico que obtiene grandes ganancias sin generar valor, es imprescindible entender el rol que el mismo tiene en el desarrollo de la economía. Los países con mayor crecimiento, estabilidad y nivel de desarrollo se caracterizan por tener un sector financiero fuerte, con una participación importante sobre el total de la economía. En Argentina, sin embargo, la intermediación financiera representa niveles bajos sobre el total del PBI en comparación con muchos países del mundo y de la región, lo que dificulta los procesos de inversión y crecimiento sostenido a largo plazo. Además de la función de posponer consumo presente por consumo futuro mediante la reasignación intertemporal de los recursos, el sistema financiero tiene un rol redistributivo entre los agentes. En las economías que no cuentan con un sistema financiero de amplia accesibilidad, los recursos quedan en manos de sus poseedores originarios, sin posibilidad de ser tomado por quienes necesitan los fondos, pueden darle un uso más productivo, pero no cuentan con la disponibilidad de los mismos. Desde la llegada de la nueva conducción al Banco Central se ha tomado una serie de medidas tendientes a ampliar el alcance del sistema financiero en la economía local, favoreciendo el crecimiento del propio sector, pero también sus efectos positivos sobre todo el entramado productivo.

El crecimiento del crédito

De este modo, una de las variables más relevantes al respecto es la evolución del crédito privado. Coincidente con el ciclo económico, a mediado del año pasado, el stock real de crédito en pesos y en dólares comenzó a mostrar tasas mensuales positivas, mientras que recién fue posible observar tasas interanuales positivas a comienzos del año 2017. La intermediación financiera sirvió, así, como catalizador del sistema productivo, facilitando la recuperación de la economía desde el tercer trimestre del año pasado. Mientras que los datos del INDEC muestran que la recuperación económica se ha sostenido en la primera mitad del año, la evolución más reciente de los créditos otorgados al sector privado indica que dicho proceso se está fortaleciendo en el comienzo del segundo semestre. En el mes de julio, el crédito (en pesos y en dólares) se expandió un 3,4% respecto a junio y en agosto lo hizo a una tasa del 5% mensual. Si se consideran solo los créditos en pesos, las variaciones son algo menores pero la tendencia se mantiene.

Fuente: Invecq

Leer más Informes de:

Finanzas Macroeconomía