El empleo adolescente, un flagelo con alto costo futuro a la vista

La Subsecretaría de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo, en convenio con
el INDEC, dio cuenta que, sobre una población objetivo de casi 9 millones de adolescentes de 5 a 17 años,
de los cuales 6,6 millones habitan en poblaciones urbanas y 2,4 millones en pequeñas zonas rurales, poco
más de 7,6 millones eran menores de 16 años, de los cuales el 9,4% realizaba algún tipo de trabajo,
principalmente “doméstica intensa” y “económica” . De este universo, la inasistencia a un establecimiento
representa casi el 6% en las áreas más pobladas, y sube a 10% en las de menor densidad demográfica. En
ambos casos el porcentaje de repitencia de grado más que duplica al de la población de esas edades que no
trabaja
Una de las grandes asignaturas pendientes de la
sociedad en su conjunto es las preocuparse y
ocuparse por generar las condiciones
socioeconómicas para que ningún niño sea vedado
de la posibilidad de crecer en un habitad donde no
pueda ser sometido al flagelo del hacinamiento, el
trabajo infantil y lejos de la educación básica para su
desarrollo.
La historia argentina de los últimos 70 años revela
un claro dominio de las políticas de corto plazo por
sobre la consolidación de las instituciones en busca
de una sociedad donde todos sus habitantes tengan
igualdad de oportunidades.
Sólo así se puede explicar que la Encuesta de
Actividades de Niñas, Niños y Adolescentes
(EANNA) realizadas por la Subsecretaría de
Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales, en
convenio con el INDEC detectara que en entre 2016
y 2017 sobre un universo de casi 9 millones de
adolescentes poco más de 7,6 millones eran menores
de 16 años, de los cuales el 9,4% realizaba algún
tipo de trabajo, principalmente “doméstica intensa” y
“económica”.
La consecuencia de ese fenómeno es que 6% en las
zonas urbanas, y 10% en las rurales, no asistiera a
establecimiento educativo alguno, y de los
asistentes, la proporción de repitencia de grado más
que duplicaba a la registrada por los adolescentes
menores que no trabajaba. Esas relaciones,
singularmente inquietantes para el porvenir de esos
niños es notablemente mayor entre los adolescentes
mayores, de más de 16 años

Fuente: UCES

Leer más Informes de:

Empleo y Social