El desafío del downstream del gas en Argentina: De vaca muerta a los hogares argentinos

Este Estudio concluye que en los próximos 20 años el consumo promedio
alcanzará los 234 MMm3
/d.
La cifra expuesta se obtiene aun con supuestos optimistas de reducción
de la intensidad por persona del 10% para el gas y 12% de electricidad y
bajo la premisa de un plan de expansión del sistema eléctrico que consolida
una diversifi cación de la matriz energética, reduciéndose la participación
del gas de más de 60% en la actualidad a menos de 50% en 2015.
Condición para que ello sea posible, es que se adecuen simultáneamente
los Sistemas de Transporte y Distribución y las instalaciones internas de
clientes.
Las estimaciones muestran que se requerirán inversiones por:
a) 1.100 millones de USD por año en ampliaciones de gasoductos y
obras de sustentabilidad de la infraestructura del Sistema de Transporte.
b) 620 millones de USD por año en ampliaciones de redes, ERP, obras
de sustentabilidad y modernización tecnológica en los sistemas de distribución.

c) 290 millones de USD adicionales por año en las instalaciones internas
de los clientes.
Cotejando las inversiones a lo largo de toda la cadena del gas, se concluye
que con una relación por cada tres dólares invertidos en el upstream,
se requerirá un dólar en el downstream poniendo así de manifi
esto la magnitud del desafío que enfrenta el País.

Fuente: IAPG

Leer más Informes de:

Energía y Minería