Economías Regionales

Las exportaciones de las principales economías regionales cayeron más de un 10% en el año 2017.

RESUMEN EJECUTIVO
 La situación de las economías regionales de nuestro país se deterioró en los últimos años, derivando en crisis económicas, las cuales en casi todos los casos no se debieron a condiciones climáticas inapropiadas. La compresión de márgenes para productores rurales se explica por una diversidad de factores.
 En la coyuntura, prevalecen los incrementos de costos asociados al proceso de liberalización de servicios públicos y
demás mercados –anteriormente- reculados. Más en términos estructurales, la disposición de estructuras de mercado concentradas en los eslabones intermedios (primera industrialización) suele afectar el mark up de los productores.
 Lejos de tratarse de una discusión abstracta sobre tasas de ganancias, la magnitud de la crisis en determinados cultivos e industrias es tal que en los casos más severo derivó en el abandono de plantaciones y cierres de fábrica.
 La imposibilidad de producir bajo condiciones de sustentabilidad económica y rentabilidad normal, no implica
que los resultados de la siembra sean magros. De hecho., en las situaciones patológicas, productores se han visto obligados a descartar las verduras y frutas ya levantadas de la cosecha.
 Ocurre que, en un escenario de fragilidad de la demanda interna, que tiende a relegar el consumo de ciertos cultivos por factores de precios, el único vector de posible recuperación sería la demanda externa. No obstante, con problemas de competitividad sistémica, nuestro país queda fuera de las principales plazas internacionales.
 En este marco, el presente informe busca ofrecer una caracterización integral de la coyuntura por la que transitan tres de las principales economías regionales de nuestro país: la lechería, la frutihorticultura y la actividad vitivinicultura.
 Así, por el lado de la producción láctea, las ventas internas registraron una caída del 8,7% en leche fluida durante el año pasado. Si se la compara con 2015, el retroceso fue aún más significativo, del orden del 10,4%.
 Asimismo, las estimaciones de la Subsecretaría de Lechería pronostican que 2017 fue el segundo año de caída de la
producción, con una merma del 0,4%, que se adiciona el fuerte reproceso del 12,5% en el período 2016.
 En cuando la producción de peras y manzanas del Alto Valle, en 2017 se verificó una nueva baja, del orden del 3,8% y del 1,5%, respectivamente. Si bien el retroceso es reducido, se agrega al mal desempeño que el sector presentó durante 2016.
 En el plano del consumo se observan heterogeneidades. Los despachos al mercado central de manzanas aumentaron un 2% mientras que los de peras decrecieron 2,9%. No obstante, si se compara acumulativamente respecto a 2015, el retroceso de ventas internas es de 26% en peras y del 10% en manzanas.
 Por último, la producción vitivinícola tampoco muestra una coyuntura favorable. Si bien la producción de uva fresca, pasas y vino mostró una suba del 11,8% en 2017, la base de comparación era muy baja. En el acumulado bianual, el retroceso es del 18,6%.
 Por su parte, las ventas de vino en sus diferentes tipos, mostró un retroceso del 17,7% el año pasado. Este número cobra mayor relevancia por el hecho de que en nuestro país el principal destino de la producción son las ventas fronteras adentro.
 El comercio exterior de las economías regionales también tuvo un desempeño magro en 2017. En todos los casos analizados, la caída de exportaciones supera el 10% en comparación a 2016.

Fuente: UNDAV

Leer más Informes de:

Comercio Exterior