ECONOMÍA DIGITAL: ACELERADO AVANCE Y DESAFÍOS QUE PRESENTA

La estructura económica mundial ha cambiado profundamente durante las últimas décadas. La aplicación de las tecnologías digitales basadas en internet para la producción y el comercio de bienes y servicios ha transformado las actividades económicas de todo el mundo. Este nuevo paradigma económico, al que se denomina “economía digital”, conllevará muchos más cambios en los años venideros y la capacidad de cada país para adaptarse y transformar su estructura productiva según los nuevos requerimientos, plantea uno de los mayores desafíos a futuro.

Las cuatro empresas más importantes del mundo por capitalización de mercado están estrechamente vinculadas a la economía digital: Apple, Google, Microsoft y Amazon.

Esta economía digital en rápida evolución es el resultado del desarrollo y la adopción de nuevas tecnologías e innovaciones durante varias décadas. Los hitos principales incluyen la llegada de las computadoras personales (PC) a mediados de la década de 1980, la maduración de herramientas de diseño digital y equipos de fabricación robotizados en la década de 1990, el auge de la externalización y la deslocalización en la década de 2000 y la creciente capacidad de las empresas para utilizar mejor la información disponible.

La “tercera revolución industrial”, basada en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)[2], preparó el escenario para la “cuarta revolución”, precisamente la economía digital, que es la combinación de todas esas tecnologías aplicadas a los procesos productivos. En otras palabras, es la penetración de las TIC en la economía. Hace algunos años, tener una computadora e internet nos permitía estar comunicados con personas de todo el mundo con un simple clic a través del correo electrónico. Hoy, con internet se pueden hacer un sinfín de actividades como tener un e-shop y realizar por ese mecanismo compras de bienes y contrataciones de servicios.

Con costos extraordinariamente reducidos de recolección, almacenamiento y procesamiento de datos, la digitalización está transformando las actividades económicas en todo el mundo. Afecta las cadenas de valor, los requisitos de habilidades, la producción y el comercio, y requerirá adaptaciones de los marcos legales y reglamentarios existentes en muchas áreas.

La economía digital está creando nuevas oportunidades para el comercio y el desarrollo. Está ayudando a las pequeñas empresas a conectarse con los mercados globales más fácilmente, y desplegando nuevas formas de generar ingresos. Además, está contribuyendo a facilitar una mayor inclusión financiera y de esta forma ayudar a “blanquear” la economía.

Fuente: UNSAM

Leer más Informes de:

Informática y Tecnología