Construcción residencial: todo preparado para la inspección final

Filip Blazheski / Nathaniel Karp

4 de agosto de 2017

 Un repunte en la formación de hogares podría dar lugar a un aumento en la demanda de viviendas

 Es probable que la oferta de nuevas unidades aumente a 1.4 millones por año desde los 1.2 millones actuales

 Las restricciones de construcción en áreas metropolitanas atractivas fomentarán la actividad de construcción en otras áreas En 2016, el gasto en construcción residencial en EEUU ascendió a 473 mil millones de dólares, lo que equivale a 2.5% del PIB. Aunque esta relación ha aumentado 1 pp desde la Gran Recesión, sigue siendo inferior al 3.2%, porcentaje que puede considerarse un nivel más estable (Gráfica 1) cuando la economía opera cerca del pleno empleo. Más de nueve años de construcción por debajo de la tendencia han ayudado a dar salida a un alto porcentaje de las unidades excedentes construidas durante el período pre-crisis, pero también han creado escasez de viviendas en algunos lugares que han resultado particularmente atractivos desde el punto de vista económico, principalmente grandes centros urbanos en las costas Este y Oeste. La construcción de nuevas viviendas unifamiliares, que representa más de la mitad del gasto en construcción residencial, se ha visto particularmente afectada (Gráfica 2).

El nivel subóptimo de las nuevas construcciones está contribuyendo a reducir la oferta en el mercado de viviendas existentes (véase el informe anterior), lo que se está traduciendo en una fuerte subida de los precios. Este informe hace un balance del estado actual de la demanda y la oferta de viviendas nuevas. También examina en profundidad las razones que subyacen a la deficitaria actividad de construcción a la luz del fuerte crecimiento de los precios en los últimos años. Por último, analizamos las limitaciones de la oferta en el ámbito del área estadística metropolitana (AEM) y ofrecemos nuestra perspectiva.

 

Fuente: BBVA Research

Leer más Informes de:

Construcción