CON LA DEMANDA MÁS ALTA DE LA HISTORIA DE ENERGÍA ELÉCTRICA, JULIO SUBIÓ UN 6,9%

Buenos Aires, 16 de agosto. Con temperaturas menores a las de julio de 2017, este mes presentó un
ascenso de la demanda de energía eléctrica de 6,9%, en comparación con el mismo período del año
anterior. En el mismo sentido, el consumo de Capital y el Conurbano bonaerense mostró una suba
importante tanto en EDESUR (8,6%) como en EDENOR (10,2%), mientras que en el resto del país mostró
un alza: 7,2%, según datos provisorios de CAMMESA.
En este sentido, el ascenso se presentó tanto en los usuarios residenciales y comerciales de todo el país,
mientras que descendió en los grandes y los medianos usuarios como los industriales. En este sentido, se
debe aclarar que julio tuvo un consumo récord y, a su vez, representa la demanda más alta en términos
nominales de toda la historia, luego de enero de 2017 (12.442,3 GWh) y enero de 2018 (12.334,3 GWh).
Asimismo, julio de 2018 marcó un ascenso que se relaciona con aspectos estacionales debido a que se
registró una temperatura menor a la media histórica y, además, representó el aumento porcentual más
importante del año. Así, los primeros siete meses del 2018 cerraron con un incremento del 2,6% respecto
de 2017 y, en el detalle, sólo dos meses mostraron descensos: enero (-1,7%) y mayo (-1,6%).
También, se produjo un nuevo récord de potencia máxima bruta el día 24 de julio a las 20:35 cuando
alcanzó la marca de 23.776 MW. Al mismo tiempo, el miércoles 25 de julio fue superado el máximo
histórico de energía demandada en invierno al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) en un día
hábil, cuando se llegaron a 479,3 GWh.

Fuente: fundelec

Leer más Informes de:

Energía y Minería