Proyecciones económicas

VariableMensualAnual
may-18jun-18jul-18ago-18sep-18oct-1820182019
Inflación minorista 1,7%1,6%1,4%1,3%1,3%1,4%21,9%15,5%
TNA29,2%28,7%28,1%27,5%26,9%26,2%24,9%19,3%
Tipo de cambio $ / US$20,520,721,021,321,721,922,525,4

 

VariableII-18III-1820182019
PBI-0,2%0,9%2,5%3,1%

Fuente: REM


DÉFICIT COMERCIAL EXTERNO RÉCORD PARA UN PRIMER CUATRIMESTRE

El atraso cambiario real hasta abril de 2018 tuvo su correlato en la evolución de los indicadores del comercio exterior argentino. Durante el 1er cuatrimestre de 2018 hubo un déficit comercial récord de u$s 3.420 millones, el valor más alto para esa fracción del año desde que la Argentina dejó de disfrutar de cuentas comerciales superavitarias en 2014, y 2 veces y media el déficit de u$s 1.291 millones del mismo período del año 2017.

Fuente: INVENOMICA, con datos del Indec.

El primer cuatrimestre de 2018 estuvo afectado por la dinámica inflacionaria local y una devaluación en enero que resultó insuficiente para corregir desbalances comerciales, que generaron un entorno complejo para moderar la dinámica importadora aún en un contexto de crecimiento económico limitado. Recién en mayo de 2018, con una devaluación nominal a la fecha del 17% y real multilateral del 13%, el tipo de cambio real multilateral de la Argentina se ubicó en un valor similar al de marzo de 2016, cuando el peso argentino se devaluó con fuerza al inicio de la nueva gestión de económica.

Fuente: INVENOMICA, con datos del Indec.

Si bien las exportaciones crecieron un 11,1% durante el primer cuatrimestre en comparación con el mismo período del 2017, fueron insuficientes para compensar el incremento interanual del 21,6% de las importaciones.

La Argentina debe superar importantes obstáculos para tener éxito en su política de estabilización de las variables macroeconómicas. Solucionar su déficit de cuenta corriente y corregir su set de precios relativos, en un contexto comercial y financiero internacional turbulento, es parte central del gran desafío.

Normalizadas las variables macro de tal forma que conformen una constelación de precios que doten de competitividad sostenida a los sectores productivos (tipo de cambio real y tasas de interés), la Argentina deberá encarar políticas de Estado de carácter más micro y meso económicas. La política industrial, de promoción de las exportaciones, de fomento de la inversión (local e internacional), están en la agenda de nuestros competidores y deberían estar también en la nuestra.