Situación Banca – febrero 2018

Resumen

1. Evolución del sector bancario español
El desapalancamiento del sistema parece estar llegando a su fin, si bien continúa el ajuste en el número de
empleados y oficinas del sector. La solvencia y morosidad mejoran adicionalmente. En cuanto a los resultados del
sistema, los ingresos mantienen cierta debilidad en el entorno de tipos actual y los gastos están controlados, pero el
sector acusa el impacto de la resolución y venta del Banco Popular. Así, el sistema registra pérdidas de 4.970
millones de euros en los nueve primeros meses de 2017 (beneficio de 8.289 millones en el mismo periodo de 2016).

2. Política monetaria y rentabilidad bancaria: un nuevo paradigma
La política monetaria ha adquirido un gran protagonismo en la reciente crisis internacional, pero también ha tenido
efectos secundarios preocupantes, como su presión sobre la rentabilidad bancaria. El sistema bancario español
debería ser uno de los más favorecidos por la retirada de los estímulos. A futuro, los bancos centrales jugarán un
papel más destacado en la intermediación de los flujos interbancarios y la experiencia de la crisis afectará a los
modelos de negocio del sector.

3. El auge del uso de tarjetas bancarias y el comercio electrónico en España
La expansión del consumo por internet está favoreciendo el uso de las tarjetas de crédito como medio de pago. En
2017, el 57% de los clientes BBVA que disponen de tarjeta compraron algún producto por Internet con ella, y las
compras online representan actualmente en torno al 17% del volumen total de gasto con tarjeta en España. El patrón
de uso del canal digital para realizar compras sigue la dinámica habitual de adopción de las nuevas tecnologías,
siendo los más jóvenes los primeros en adoptar la innovación. Así, el 25% del gasto de los menores de 26 años se
realiza online, mientras que el de los mayores de 55 años no supera el 10%.

4. Transición a IFRS 9: Impacto en las prácticas de refinanciación de crédito
La refinanciación de créditos busca reducir la carga financiera de clientes con dificultades temporales y juega un
importante papel en la protección del cliente y la gestión de riesgos. Durante la crisis, se aplicaron extensamente
medidas de refinanciación, algunas veces de forma heterogénea hasta que nuevas normas han armonizado su
tratamiento. Estas normas buscan mejorar la transparencia y evitar un uso inadecuado de las refinanciaciones, que
podría llevar a una representación inadecuada de la solvencia y la rentabilidad de los bancos. Por otra parte, unos
requisitos de provisiones mayores y unas condiciones más estrictas para la cura de los refinanciados pueden afectar
negativamente a la concesión de medidas de refinanciación a algunos acreditados viables pero con dificultades
financieras temporales.

Fuente: BBVA Research

Leer más Informes de:

Finanzas