Reunión del FOMC del 12-13 de diciembre

FOMC: transición hacia la fase final de normalización

Tal y como se esperaba, el FOMC incrementó el tipo de interés de la Reserva Federal (Fed) al 1,25 %-1,50 %. Esto supuso el quinto incremento de 25 puntos básicos desde diciembre de 2015, cuando el FOMC comenzó a iniciar el proceso de normalización de la política monetaria. En su comunicado, el FOMC destacó que tanto la actividad económica como la creación de empleo han aumentado a un ritmo sólido. Además, a pesar de que la inflación se mantuvo por debajo del objetivo del FOMC, la Fed manifestó que la inflación convergerá con el objetivo del 2 %.
En cuanto a las perspectivas económicas, la Fed realizó cambios importantes en el corto plazo, pero no modificó las perspectivas a largo plazo. Para 2018-2019, las estimaciones de la mediana relativas al PIB mejoraron significativamente, mientras que las de la inflación y los tipos de interés de la Fed se mantuvieron sin cambios. Entretanto, la tasa de desempleo se revisó a la baja para 2018-2019, situándose, por primera vez, por debajo del 4 %. Estos cambios sugieren que la mayoría de los miembros admitieron los efectos positivos a corto plazo de las rebajas fiscales sobre el crecimiento del PIB y el desempleo, pero omitieron los efectos  sobre la inflación y los tipos de interés. En parte, esto refleja que los miembros aceptan un período más largo para alcanzar el
objetivo de desempleo con el fin de reducir la atonía que permanece en el mercado laboral y así generar algo más de presión sobre los precios para facilitar la vuelta al objetivo de inflación del 2 %. Además, parece que para la mayoría de los miembros la reforma fiscal no requerirá una respuesta diferente en materia de política monetaria a la esperada anteriormente, lo que implica que no se considera que las rebajas fiscales planteen riesgos para la inflación, al tiempo que pueden impulsar el crecimiento económico a corto plazo.

 

Fuente: BBVA Research

Leer más Informes de:

Finanzas