Resumen de la semana: 21 al 25 de Agosto

Esta semana, el mercado cambiario continuó mostrando signos de mayor tranquilidad luego de las semana posterior a las elecciones legislativas.

El resultado electoral apaciguó las expectativas de devaluación del peso al punto tal que los contratos a futuros a diciembre que se estaban negociando cerca de $19,50 hace tan solo dos semanas hoy se ubican hasta un peso más baratos, promediando en la semana $18,60 Por otro lado, la Secretaría de Hacienda publicó el Resultado Primario del Sector Público Nacional no Financiero (SPNF) correspondiente al mes de julio, en el cual se divisó un déficit de $22.089,6 millones, es decir una reducción en términos nominales de 9,3%.

Este resultado fue posible debido a que los ingresos a las arcas del Estados han sido 5,4 puntos porcentuales mayores a los gastos realizados, los cuales crecieron en 22,9%. Asimismo, el nivel de ingresos estuvo influenciado mayoritariamente por la recuperación económica donde puede apreciarse ingresos por IVA del 29,9% interanual (sinónimo de mayor consumo), mientras los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social (espejo de la masa salarial real) presentó una variación de 31,2% respecto a igual mes de 2016, siendo ambos mayores a la inflación observada del periodo.

Por otra parte, el gobierno expresó su optimismo para cumplir la meta de déficit fiscal del tercer trimestre dado que la misma es de 3,2% del PBI, mientras que acumula en el año un 1,7% del PBI. Analizando el nivel de actividad, en la semana se conocieron los Índices de Producción Industrial (IPI) de FIEL y la consultora de Orlando Ferreres, ambos correspondientes al mes de julio. Según FIEL, la producción registró una mejora interanual de 5,4%, mientras que en la medición desestacionalizada un alza de 1,5% respecto a junio. En tanto, en el acumulado se observa un alza de 1,1% respecto a igual periodo de 2016.

Por el lado de OJF, la medición interanual presentó un alza de 4,5%, mientras la acumulada un incremento de 0,8% en igual medición. Por otro lado, el INDEC informó que el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de julio presentó un aumento interanual de 4%, desestacionalizado de 0,3% y acumulado del 1,7%, confirmando la recuperación del nivel de actividad a nivel agregado. Por otro lado, en la semana se conoció también la evolución de la valorización de la Canasta Básica Alimentaria (que marca la línea de la indigencia) y Total (línea de pobreza). Se registró un aumento idéntico en ambos índices del 1,44% mensual en julio respecto de junio.

Estos números indican un aumento menor al del nivel general de precios, lo que otorga algo de alivio a los sectores de menores recursos ya que indica que los productos característicos de su patrón de consumo se elevaron menos que el promedio de precios. Respecto a la política monetaria, el Banco Central decidió mantener inalterada la tasa de referencia, por lo que, el corredor de pases a siete días continúa en 26,25%. La decisión se basó en que pese a que los indicadores del BCRA muestran la continuación del proceso de desinflación en comparación a julio, la inflación núcleo aún se encuentra por encima de los valores pretendidos por la entidad monetaria. Al mismo tiempo, tal como se informó en el comunicado oficial, el Central continúa restringiendo las condiciones de liquidez operando en el mercado secundario. Así lo hizo este miércoles cuando decidió vender $11.500 millones de Lebacs en dicho mercado provocando un incremento en el rendimiento de las Letras a mayor plazo hasta el 27,35%. Asimismo, esta operación generó un cambio de pendiente en la curva de rendimiento de las Lebacs.

En consiguiente, estableciendo una pendiente de rendimiento positiva el Banco Central pretende dejar en claro que elevará la tasa cuanto sea necesario para reducir las expectativas inflacionarias hacia el rango óptimo calculado por la entidad.

Fuente: Invecq

Leer más Informes de:

Macroeconomía