QF Monitor Semanal // BCRA, no tan expansivo como parece…

Desde hace algunas semanas se aceleró la tasa de crecimiento de la base monetaria. El gráfico que sigue muestra la variación interanual del promedio mensual desde principios de 2016. En la actualidad, el promedio mensual a febrero de 2017 se expande al 47% anual (36% el promedio de los últimos 3 meses) mientras que hace dos meses lo hacía al 27% (el ritmo de expansión promedio de 2016). Generalmente se asocia un mayor ritmo de expansión de base (aumento de la cantidad de dinero) con inflación. La historia reciente (y no tan reciente) de Argentina muestra episodios que abonan esa teoría. Sin embargo, en la actualidad ocurre lo contrario.

Desde fines de 2015 el BCRA implementa una política monetaria contractiva y no vemos alteración del sesgo. Ocurre que los montos bajo las diversas definiciones de medios de pago en poder del público en pesos se redujeron en términos reales. En particular, el incremento de la base está neutralizado en la demanda agregada por aumentos de las disponibilidades de los bancos, tanto en sus cuentas en el BCRA como en el efectivo en su poder como cambio de las condiciones implementado por la autoridad monetaria.

El siguiente cuadro muestra los datos correspondientes a las diversas categorías como variaciones interanuales en términos nominales y reales:

De su observación surge que:

  • Base Monetaria: en términos reales se expandió al 10% en febrero respecto de un año atrás. Pero se contrae el circulante en público (-4,4%) y aumentan de manera importante el efectivo en entidades (por manejos de liquidez e interacción con BCRA) y el encaje. Esta combinación de expansiones/contracciones es la contracara de la caída de préstamos en pesos otorgados por los bancos y, por lo tanto, menores flujos de fondos manifestados en depósitos en pesos en esas mismas instituciones.
  • Medios de pago en pesos: agregados monetarios M2 y M3 en ARS se contraen en términos reales. Lo mismo ocurre con los depósitos del sector privado por caída relativa mayor en los de plazo fijo (-12% en términos reales). Sin embargo, los del sector público se incrementan.
  • LEBACs y Pases Pasivos del BCRA: las tenencias de los bancos de este tipo de activos para ellos implica un factor de absorción que compite con la disponibilidad de crédito al sector privado. Dicho esto, las tenencias de LEBACS de los bancos cayeron significativamente, pero explotaron los pases pasivos, como resultado del cambio de política que definió el BCRA desde principios de 2017 (tasa de referencia de pases, con un diferencial a su favor respecto de la tasa de LEBACs). Pero aumentó la tenencia de LEBACs por parte de instituciones distintas de bancos e individuos (96% en términos reales). En particular, para tenencias privadas es factor de dinero amplio y compite por rendimientos con depósitos a plazo fijo.
  • Préstamos en ARS: los préstamos en ARS se contraen en términos reales, particularmente los de empresas, y se mantienen relativamente constantes los de consumo (aunque el financiamiento con tarjeta de crédito se redujo 4,6%).
  • Depósitos y Préstamos en moneda extranjera: los depósitos en moneda extranjera tanto públicos como privados tuvieron subas importantes en la comparación interanual. En el primer caso por colocaciones directas de deuda en el exterior que ingresaron al Sistema Financiero local,mientras que en el caso del sector privado por deseos de una mayor dolarización que hacia fines del año pasado se refuerza por el efecto del blanqueo en el stock de depósitos en moneda extranjera. En el caso de los préstamos privados, crecieron también significativamente como resultado de mejores condiciones relativas para el acceso al financiamiento en esa moneda, también observado en el caso de colocaciones directas de deuda en mercados internacionales.
Fuente: QUANTUM - ECONOMETRICA

Leer más Informes de:

Finanzas Macroeconomía