¿Por qué invertir en la Región Centro de la República Argentina?

Entre 1998 y 1999 las provincias de Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe conformaron la denominada “Región Centro de la República Argentina”. Es una Región sumamente estratégica para la economía de nuestro país debido a que presenta importantes indicadores productivos en materia de agricultura, ganadería, y agroindustria. En la nota se exponen los motivos por los cuales conviene invertir en la Región Centro, máxime en un momento donde las políticas gubernamentales intentan asegurar la estabilidad macroeconómica, buscando un adecuado crecimiento del producto, menor volatilidad en el tipo de cambio, reducción de la tasa de inflación y déficit fiscal, incremento en las exportaciones, aumento en el ahorro interno y formación de capital.

1. ¿Qué es la Región Centro?

La Constitución Nacional sancionada en el año 1994 estableció en el artículo N°124 que “las provincias podrán crear regiones para el desarrollo económico – social y establecer órganos con facultades para el cumplimiento de sus fines”. Entre 1998 y 1999 las provincias de Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe conformaron la denominada “Región Centro de la República Argentina”.
Argentina tiene una población total de 40.117.096 habitantes mientras que la Región Centro alcanza a 7.739.407 habitantes[1]. Se trata de una región sumamente estratégica para nuestro país debido a que, en términos económicos, esta integración regional concentra:
  • El 49% (28,8 Mt) de la producción nacional de soja de la campaña 2015/2016.
  • El 48% (8,9 Mt) de la producción nacional de trigo pan 2016/2017.
  • El 45% (17,7 Mt) de la producción nacional de maíz 2015/2016.
  • El 11% (401 mil t) del total nacional de girasol campaña 2016/2017.
  • El 55% (1,6 Mt) del total nacional de sorgo granífero. Campaña 2015/2016.
  • El 53% (700 mil t) de la producción nacional de arroz 2016/2017, debido a la significativa actividad desarrollada en la provincia de Entre Ríos.
  • El 90% (902 mil t) de la producción nacional de maní, debido a los cultivos localizados en la provincia de Córdoba.
  • El 8% (53 mil t) de la producción nacional de algodón del 2016, especialmente en el norte de Santa Fe y cerca del 10% de productos textiles y confecciones producidos a nivel país (2014).
  • El 78% del total de la capacidad de procesamiento de la industria aceitera de la República Argentina. A noviembre del 2017 la capacidad de procesamiento de las industrias localizadas en la Región Centro ascendía a 178.800 toneladas/día, con empresas transnacionales de reconocido prestigio como Cargill, Dreyfus, Bunge Argentina, Molinos, ADM, COFCO, Vicentín y Aceitera General Deheza operando en el negocio de aceites, granos y harinas,
  • A nivel de concentración geográfica, el complejo industrial oleaginoso del Gran Rosario es el más importante a nivel mundial, por tres motivos: a) la gran cantidad de fábricas que están localizadas en una superficie reducida a la vera del Río Paraná (20 fábricas); b) la elevada capacidad teórica de crushing diaria que tienen muchas de las plantas a nivel individual y que las convierten en líderes a nivel mundial (Ej: 20.000 t/día de crushing de Renova, Molinos y Terminal VI) y c) la gran capacidad teórica conjunta de todas las fábricas que están situadas allí (158.750 t/día).
  • El 78% del total de exportaciones nacionales de origen agropecuario (aprox. USD 18.000 millones). En el año 2016 se embarcaron desde el Gran Rosario (GR) 40 Mt de soja y derivados, convirtiéndolo en el “nodo portuario exportador sojero más importante del mundo”. La mayor parte de los productos derivados de la industrialización de soja de la Región  – harina, torta, pellets, expeller de harina y aceite de soja, como de otras semillas oleaginosas – es exportado a terceros países, por lo que el rubro oleaginoso (soja, girasol y los derivados de ambos) constituye uno de los principales componentes de la balanza comercial argentina. A nivel global, este aporte significa el 44% y el 50% del comercio de harina y aceite de soja, respectivamente.
  • Para las legumbres, si bien los volúmenes producidos son muy bajos, se observan en la región posibilidades de desarrollo. En la actualidad, la principal provincia productora de lentejas es Santa Fe con el 99 % de la superficie total nacional. El garbanzo empezó a destacarse como una alternativa de importancia en la rotación de cultivos extendiéndose a Córdoba y centro/sur de Santa Fe. Por su parte, la producción de arvejas también se concentra en la zona centro/sur de Santa Fe, y en Entre Ríos, este y sur de Córdoba.
  • El 22% (2,1 Mt) de la extracción nacional de productos forestales de bosques implantados (año 2014), especialmente eucalipto y pino. La Provincia de Entre Ríos es la tercera zona en importancia en producción forestal en nuestro país, representando el 17% del total nacional, manufactura especialmente rollos. Córdoba por su parte genera mayormente leña.
  • El 20% de la producción nacional de frutas cítricas (naranja, mandarina, pomelo, limón). La provincia de Entre Ríos concentra el 42% de la producción nacional de naranjas y más del 48% de mandarina, con una importante industria de jugos cítricos que aporta el 88% de las exportaciones argentinas de estos productos. La provincia es además, el quinto productor de limones del país, con grandes posibilidades de expansión dado que Argentina es el primer productor de limón y segundo exportador de limón fresco, a nivel mundial. Produjo en el año 2016 cerca de 1,7 millones de toneladas de limones
  • El 41% de la producción nacional de arándanos. Entre Ríos es el segundo productor a nivel nacional después de Buenos Aires, representando cerca del 20% de la superficie total del país. La producción se destina casi en su totalidad a exportación, alcanzando en la provincia el 2% del total de sus exportaciones. Al igual que los cítricos, una pequeña proporción se utiliza en la industria para la elaboración de saborizantes para helados, gelatinas, jaleas y mermeladas.
  • El 35% de la producción nacional de miel. Argentina es el segundo productor de miel en el mundo. A nivel nacional, Santa Fe se ubica como la segunda productora, aportando el 15% de la producción nacional. Córdoba y Entre Ríos ocupan el tercero y quinto lugar en producción, aportando el 12% y 8%, respectivamente. Esto ubica a la región en una posición estratégica en el mercado apícola. Además, Argentina es el principal exportador de miel a nivel global, donde Santa Fe lidera las exportaciones argentinas de miel a granel.
  • El 30% del stock bovino nacional y el 35% del total de cabezas de ganado bovino en el país (stock más de 52 millones de cabezas, faena 11,8 millones de cabezas, a nivel nacional). Concentra el 48,6% de las Plantas frigoríficas que faenan ganado vacuno en la República Argentina. En el año 2016, se exportaron casi 2.600 millones de dólares en productos cárnicos bovinos.
  • El 43% del stock de cabezas de ganado porcino de la República Argentina. La faena de la región asciende al 40% del total nacional.
  • El 60% de la producción y faena nacional avícola. Entre Ríos es la primera provincia productora y exportadora del país. Es generadora del 42% de la producción nacional y representa cerca del 70% de las exportaciones de pollo entero, trozado y subproductos. Concentra el 52% de las granjas de engorde y el 29% de los frigoríficos. Es además la segunda provincia industrializadora después de Buenos Aires.
  • El 45% del total nacional de faena de equinos. Se destacan las faenas realizadas por las ciudades de Río Cuarto (provincia de Córdoba) y Gualeguay (provincia de Entre Ríos).
  • El 73% de los establecimientos tamberos, el 67% del ganado lechero y contribuye con el 72% de la producción láctea nacional, formando la cuenca lechera más importantes del país. Cuenta con más de 683 plantas lácteas con diferentes capacidades de procesamiento, entre las que se encuentran 53 de alta capacidad (más de 50.000 litros/día), ubicadas mayormente en Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, en ese orden de importancia. La Región se especializa en la producción de quesos y leche en polvo (destinos del 83% de la leche cruda). Esto ayuda a posicionar a la Argentina como 4º productor mundial de leche en polvo entera, 9º de quesos, y 17º de leche en polvo descremada. En el período 2010-2015, los productos lácteos representaron el 3,6% del total de los envíos agroindustriales. Las provincias de Santa Fe y Córdoba concentraron el 83,7% de esas ventas externas.
  • El 75% del total de los recursos humanos empleados en la industria metalmecánica nacional. El sector presenta alta concentración en Córdoba y Santa Fe. La industria metalmecánica en su conjunto es uno de los mayores empleadores de la industria (20% del empleo industrial nacional), siendo una de las industrias que mayor valor agregado le aporta a sus productos.
  • El 70% de la fabricación de maquinaria agrícola, en las provincias de Santa Fe y Córdoba. La producción es variada y de excelente nivel tecnológico, comprendiendo la fabricación de cosechadoras, tractores, sembradoras e implementos. En la región se encuentran emplazadas reconocidas empresas de prestigio internacional y otras de capitales nacionales y locales.
  • El 40% de la producción nacional de automotores. La provincia de Córdoba tiene el mayor peso, aportando más del 64% del producido regional, en sus plantas de Volkswagen, Fiat, Renault e Iveco. Por su parte, en la provincia de Santa Fe es destacada la participación de General Motors, aportando actualmente el 15% de la producción nacional. La región concentra el 58% de la producción de carrocerías, remolques y semirremolques.
  • El 45% de las compañías del sector autopartista argentino, localizadas en Córdoba y Santa Fe. Estas empresas exportan el 25% de su producción, y destinan el 75% restante al abastecimiento de las terminales automotrices y el mercado de reposición incluye la producción de partes, subconjuntos y conjuntos para automóviles y es, junto con el sector terminal, el tercero de la economía que más exporta.
  • El 14% del total de las ventas nacionales registradas en Supermercados e Hipermercados, destacada participación regional en el rubro “Comercio y Servicios”. Gran parte de estas ventas, son alimentos producidos por la Región.
Por otra parte, la Región Centro es una importante generadora de divisas, siendo el mayor polo exportador de nuestro país. La provincia de Santa Fe es la segunda en importancia y Córdoba la tercera, según el ranking de provincias exportadoras. Durante el primer semestre del año 2017, según INDEC, Santa Fe concentró el 24% del valor total nacional exportado y Córdoba el 14,3%. Las exportaciones totales regionales alcanzaron casi los 24.000 millones de U$S en el año 2016, el 41,6 % del total nacional.
La economía argentina es fuertemente dependiente de las exportaciones del complejo agropecuario y estas tienen origen mayormente en la Región Centro. En el año 2016, se registraron ventas externas agropecuarias cercanas a USD 39.000 millones, representando el 68% de las exportaciones totales del país (donde el 36% fue generado en la región).
Las exportaciones nacionales de origen agropecuario están integradas por los rubros: Productos primarios, por U$S 15.700 millones, y Manufacturas de origen agropecuario, por U$S 23.400 millones. Los rubros más importantes de estas exportaciones de origen agropecuario responden a bienes que son producidos de manera extensiva en la Región Centro: exportaciones de granos de soja y sus derivados (aceite de soja, harina, pellets, etc.), complejo maíz, trigo, frutas, carnes y girasol. Las exportaciones agropecuarias de la región explicaron más del 50% del valor total exportado de esos productos a nivel país. El principal cliente en el año 2016 fue China con U$S 4.461 millones. La mayoría de sus compras fueron productos oleaginosos, cerca del 62%.
¿Por qué conviene invertir en el campo y la agroindustria en la Región Centro de la República Argentina?
Existe una serie de factores que tornan sumamente atractiva y favorable la inversión en el campo, la agroindustria y las cadenas agroalimentarias de la Región Centro de la República Argentina. Algunos de ellos son:
  • Porque debido a la fertilidad de los suelos de la Región y a la tecnología disponible existe la posibilidad de desarrollar una alta productividad en el campo y una buena adaptabilidad a distintos ambientes y a condiciones adversas de sequía.
  • Porque la producción agropecuaria en la región opera con bajos costos unitarios de producción, menores a los de otras naciones productoras.
  • Porque la mayoría de los productos del complejo agroindustrial poseen precios internacionales transparentes y pueden ser exportados,
  • Porque la Región cuenta con tecnología disponible de bajo costo con excelentes resultados en las actividades agropecuarias (siembra directa, fertilizantes, agroquímicos, variedades de semilla, implementos agrícolas, asesoramiento profesional de primer nivel, etc.)
  • Porque a nivel mundial existe una creciente demanda de harinas proteicas y aceites vegetales, que son los que produce la región.
  • Porque se ha desarrollado en la zona la producción de biocombustibles a partir de aceites vegetales.
  • Porque los países avanzados y los denominados en desarrollo (incluyendo los del sudeste asiático) vienen desde hace años incorporando a sus dietas mayores contenidos de proteínas animales y menores contenidos de hidratos de carbono. La producción y el consumo de trigo y arroz está creciendo en los países más pobres. Los países que registran crecimientos importantes en la renta per cápita (Caso China, India, países del sudeste asiático) desplazan la ingesta de pan y arroz por carne de pollo y cerdo. En estos bienes se abren excelentes perspectivas para desarrollar producciones intensivas y sumamente rentables en la Región Centro.
  • Porque, de acuerdo a lo expresado en el punto anterior, se observa una mayor demanda internacional de harinas proteicas vegetales para alimentación animal, que son las que produce y exporta la Región.
  • Porque se observa un mayor consumo mundial de productos derivados del maíz y de cereales para desayunos y snacks.
  • Porque la demanda de alimentos está y estará fuertemente traccionada en los próximos años por el sudeste asiático y se sustenta en un cambio cultural que tiene impacto sobre los hábitos de consumo. El área del planeta con mayores posibilidades de satisfacer la demanda extra de alimentos es precisamente el Mercosur y la Región Centro. En China, solamente el 10% de su superficie total es cultivable; mientras que en EE.UU. los márgenes de expansión de la superficie agrícola son muy limitados.
  • Porque las posibilidades de vender alimentos a China e India abre grandes posibilidades. Se trata de países con enormes poblaciones que abrieron sus economías al mundo y que vienen avanzando en un agresivo proceso de industrialización basado en la gran disponibilidad de recursos humanos a bajo costo. China e India demandan principalmente alimentos y productos primarios (commodities) que son los que produce la Región Centro.
  • Porque existen posibilidades de asociarse con empresas de países del sudeste asiático para colocar productos de la Región Centro en dichos países.
  • Porque existe una buena infraestructura de almacenaje, transporte y puertos privados muy eficientes en la Región.
  • Porque se han obtenido nuevos préstamos internacionales destinados a ejecutar obras de infraestructura en la región, garantizando una mayor inversión en gastos de capital en el mediano plazo y una mejora estructural para el desarrollo de las actividades económicas.
  • Porque la República Argentina sancionó recientemente la Ley Nacional N° 27.328 que establece un nuevo sistema de contratos de participación público-privada (PPP) entre el Estado y el sector privado. Este sistema tiene como objeto desarrollar proyectos en los campos de infraestructura, vivienda, actividades y servicios, inversión productiva, investigación aplicada y/o innovación tecnológica. Es una herramienta que busca una cooperación equilibrada, equitativa y previsible entre el sector privado y el público para ejecutar los proyectos. El Gobierno Nacional tiene previsto que el sistema PPP se aplique para ampliar la capacidad de rutas nacionales y para diversas obras de repavimentación. Esto permitirá dar solución a los problemas en la infraestructura vial de Argentina.
  • Porque en la Región Centro hay una moderna capacidad industrial acorde con la que poseen los principales competidores del mercado mundial.
  • Porque existen excelentes desarrollos de genética, con potencialidad para producir granos con diferentes calidades (Ejemplo: maíz).
  • Porque existe una experimentada estructura comercial y de servicios en la Región, que se complementa adecuadamente con el sector agroindustrial. Hay un óptimo nivel de integración vertical y horizontal.
  • Porque en la región hay disponibilidad de calificados equipos técnicos de investigación y desarrollo tecnológico.
  • Porque en la región existe la posibilidad de desarrollo de nuevos negocios a partir de los productos no alimentarios derivados del maíz (etanol, almidón, etc.)
  • Porque Argentina está avanzando en procesos de Integración con todo el mundo que acrecentarán las posibilidades de colocación de los productos de la región a los países latinoamericanos, Europa, Asia y África.
  • Porque la región cuenta con zonas francas (Villa Constitución, Juárez Celman y Concepción del Uruguay) donde pueden ingresarse insumos importados sin pagar aranceles con el objeto de procesarlos y exportarlos con posterioridad. Esto asegura una mayor competitividad para los enclaves industriales exportadores que se localicen en estas áreas.
  • Porque la Región cuenta con una importante red de Universidades, todas de excelente nivel académico. Existe, en consecuencia, una adecuada oferta de profesionales y técnicos con óptimos niveles de calificación y especialización.
  • Porque en la Región existen Bolsas de Comercio que ofrecen, a compradores y vendedores, el ámbito adecuado para la realización de sus operaciones y marcos de seguridad y transparencia necesarios para el cumplimiento de los contratos. Aseguran una adecuada competencia, transparencia y publicidad en la formación de precios de cereales y oleaginosas.
  • Porque en la Región existen Instituciones como el Mercado Argentino de Valores (MAV) y el Mercado a Término de Rosario (ROFEX) que aseguran el financiamiento a mediano y largo plazo de las empresas que operan en el sector agroindustrial. Al mismo tiempo, estos mercados brindan numerosas opciones de inversión en activos financieros al público en general.
  • Porque existen excelentes posibilidades de colocar productos de software, know how, conocimiento y tecnología de proceso o producto en países del sudeste asiático. En ciertos desarrollos informáticos y software, los costos de estos productos y los honorarios de las asistencias técnicas medidos en dólares son sumamente inferiores a los de los países desarrollados.
  • Porque las industrias locales pueden proveer insumos, servicios, maquinaria y equipamiento al poderoso complejo agroindustrial y agroalimentario de la Región que genera importantes divisas para el país. Integran este complejo la Industria aceitera, frigorífica, láctea, alimenticia, automotriz, autopartista, de maquinaria agrícola, maderera, cítricos, etc.
  • Porque en la Región Centro y en la República Argentina existe un tamaño del mercado interno que es óptimo para atraer inversiones orientadas a la provisión de bienes y servicios.
  • Porque en Argentina los cambios en las políticas gubernamentales han alentado una mayor apertura comercial, una reducción del riesgo-país, razonables costos laborales y un sistema tributario donde el Gobierno Nacional y las jurisdicciones subnacionales vienen trabajando para reducir la presión impositiva en los próximos años.
  • Porque Argentina en los últimos años está trabajando fuertemente para asegurar y hacer sostenible la estabilidad macroeconómica, buscando un adecuado crecimiento del producto, menor volatilidad en el tipo de cambio, reducción de la tasa de inflación y déficit fiscal, incremento en las exportaciones, aumento en el ahorro interno y formación de capital y logro de una mayor solvencia económica como país receptor de inversiones.
  • Porque Argentina ha sancionado una ley PYME con múltiples beneficios para este segmento que ha permitido que las pequeñas y medianas empresas ahorraran $3.500 millones a Octubre del 2017.
  • Porque Argentina viene celebrando acuerdos sectoriales para la mejora de la competitividad y la creación de empleo. Los sectores con los cuales se han firmado acuerdos son: industria automotriz, motos, construcción, textil y calzado, producción de petróleo en Vaca Muerta y biotecnología.
  • Porque el Gobierno Nacional viene ejecutando una política de simplificación y eliminación trámites administrativos que generaban obstáculos para las empresas, falta de transparencia, demoras y altos costos.
  • Porque Argentina viene trabajando para relanzar el Mercosur, a partir del cual se pudo avanzar en un acuerdo con la Unión Europea.
  • Porque en las provincias de la Región Centro está asegurada una óptima institucionalidad con un sistema democrático de calidad que funciona en manera eficiente y eficaz, garantizando las libertades y derechos individuales de los ciudadanos. En la Región se respetan plenamente las garantías constitucionales definidas como los medios o instrumentos que la Constitución Nacional pone a disposición de los habitantes para sostener y defender sus derechos frente a las autoridades, individuos o grupos sociales.

1 INDEC. Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda. Año 2010.

Fuente: BCR

Leer más Informes de:

Agro