Poder adquisitivo del salario mínimo, de la asignación universal por hijo y de la jubilación mínima

El primer año de gobierno de la alianza Cambiemos avanzó en un proceso regresivo en la distribución del ingreso en la Argentina que derivó en una transferencia de ingresos del trabajo al capital en torno de los U$S16.000 millones, producto de la caída de la participación de los trabajadores en el ingreso nacional del 37,4% en 2015 al 34,3% al año siguiente (Ver Informe de coyuntura N° 23 de CIFRA).  Esta política se asentó en un cambio de los precios relativos producto de la inicial devaluación de la moneda doméstica en diciembre de 2015 (+62%), la eliminación o reducción de los derechos de exportación en los principales bienes primarios, el incremento del precio de los servicios a partir de la creciente quita de los subsidios (electricidad, gas natural, agua y transporte) articulado con una política monetaria restrictiva además de una estrategia de represión salarial.  En ese marco, el objetivo de este informe es analizar cómo fue la evolución desde 2015 del Salario Mínimo Vital y Móvil, de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y del Haber mínimo jubilatorio. Es decir, en qué sentido evolucionaron los valores de estas políticas de ingreso que son las de mayor relevancia para influir en el ingreso de los hogares de menores recursos.  En resumidas cuentas, en el marco de una inflación del 41,1% según el IPC provincias de CIFRA, el estudio da cuenta de una caída significativa de las tres variables señaladas durante el 2016:  El salario mínimo vital y móvil luego de crecer el 3,8% en 2015 registró una caída del 5,7% en 2016. Pese a la desaceleración relativa de la inflación, el salario de marzo de 2017 ($8.060) fue 1,2% menor en poder de compra al de marzo de 2016.  La AUH, que en 2015 había registrado una mejora del 5,7% en su poder de compra, tuvo una marcada contracción en 2016, al descender el 6,9%. Si se consideran los montos en pesos entregados por única vez, la caída se morigera pero sigue siendo significativa (-2,1%). En marzo de 2017, con los $1.246 de la asignación se puede comprar el 4,2% menos de bienes que un año antes.  La jubilación mínima tiene la misma tendencia aunque con una pérdida mayor de poder adquisitivo. Tras haber crecido 6,9% en 2015, en 2016 tuvo una caída real del 7,0%. Aun considerando el monto de dinero entregado por única vez y el bono de fin de año, el poder adquisitivo resulta 5,4% menor. En el último mes analizado, el poder adquisitivo del haber mínimo ($6.395) se redujo el 4,3%.

Fuente: CIFRA

Leer más Informes de:

Empleo y Social