Perú 2017

El crecimiento económico del Perú se reducirá en 2017 al 2,5% desde el 4,0% de 2016, debido a una desaceleración de la demanda interna agravada por el impacto de los casos de corrupción asociados a empresas constructoras brasileñas y del Fenómeno El Niño Costero. Como respuesta, en el segundo semestre el Gobierno puso en marcha
un plan de reconstrucción y estímulo fiscal, sobre la base de la inversión pública, al tiempo que el banco central ha desplegado una política monetaria expansiva, en un entorno de inflación controlada influenciado por un crecimiento inferior al potencial.

El sector externo continuará contribuyendo al crecimiento gracias al dinamismo de las exportaciones, además de una mejora sustancial de los términos de intercambio (alzas en los precios del cobre y el zinc), aunque su aportación se reducirá en comparación con la del año anterior, debido al crecimiento de las importaciones.

Pese a un primer semestre de consolidación fiscal, en el conjunto del año la política fiscal será
incipientemente expansiva debido al impulso fiscal del segundo semestre (como resultado del aumento
de la inversión pública), y el déficit del sector público no financiero aumentará del 2,6% del PIB en
2016 al 3,0% del PIB, dado el contexto de desaceleración de la actividad.
Los ingresos corrientes caerán del 18,5% del PIB en 2016 al 18,1% del PIB en 2017, de
conformidad con la desaceleración de la actividad, las mayores devoluciones por exportaciones, los
aplazamientos tributarios en zonas de emergencia y las ventajas fiscales dirigidas a micro y pequeñas
empresas. Durante los primeros ochos meses del año el deterioro de los ingresos se concentró en el
impuesto sobre la renta (ISR) (-0,7% del PIB) y el impuesto al valor agregado (IVA) (-0,2% del PIB).
El gasto no financiero se mantendrá estable, ya que pasará del 19,9% al 20,0% del PIB. No
obstante, cabe destacar una redistribución en sus componentes, de manera que el peso del gasto
corriente se reducirá del 15,3% en 2016 al 15,0% en beneficio del gasto de capital, cuyo peso
aumentará del 4,7% al 5,0%.
Este desempeño fiscal se traducirá en un aumento de la deuda pública, que elevará la deuda del sector público no financiero (SPNF) del 23,8% en 2016 al 24,9%.

Fuente: CEPAL

Leer más Informes de:

Economía Internacional