Industria Farmacéutica Argentina. Análisis y evolución de la industria farmacéutica local. Perspectivas de un escenario positivo.

El sector representa el 6% del producto bruto industrial del país y espera consolidar la senda de crecimiento que comenzó luego de la devaluación de 2014.

Un escenario positivo

La industria farmacéutica es uno de los sectores de producción de mayor impacto en la economía global. Es un sector considerado estratégico para los países desarrollados por su estrecha relación con la generación de conocimientos, procesos y nuevas tecnologías que repercuten en un mayor valor agregado, como así también con el bienestar y la salud de las personas. Se estima que en 2015 las ventas de esta industria alcanzaron, a nivel global, los U$S 1,03 billones, con tasas de crecimiento que desde 2010 al presente han oscilado entre el 4% y el 5% anual promedio. De hecho, en términos acumulados, el crecimiento ha sido vertiginoso. En los últimos quince años (2000–2015), la facturación mundial de esta industria se triplicó pasando de una cifra de ventas que superaba los U$S 300.000 millones al billón de dólares, y se espera que, de seguir esta tendencia, para el 2025 la dimensión del comercio mundial de medicamentos supere el billón y medio de esta misma moneda.

Es importante destacar que la mayor parte de la producción de esta industria se lleva a cabo en los países centrales. En este sentido, América del Norte (AMN), Europa (EU) y Japón (JAP) son las regiones que mayor participación tienen en este mercado con shares que alcanzan el 43% (AMN), el 20% (EU) y el 7% (JAP) respectivamente (es decir, un peso o ponderación conjunta del 70% y una facturación agregada que alcanzó los U$S 724.000 millones en 2015). En lo que corresponde al grupo de países denominados en vías de desarrollo y, en particular, a la región Latinoamericana (LATAM), la industria farmacéutica contribuye con algo menos del 6% de las ventas mundiales (una cifra que se ha mantenido más o menos constante en los últimos años y que en 2015 representó U$S 56.000 millones), y países como Brasil (1,8%), México (0,7%), Venezuela (1,2%) y Argentina (0,5%) se constituyen como los mercados más relevantes.

En lo que respecta a nuestro país, las ventas del sector farmacéutico han venido creciendo a tasas significativas. En 2015, y luego de una caída artificial en las ventas expresadas en dólares producida por la devaluación del peso ocurrida a fines del 2014, la facturación de la industria pudo recuperar el nivel de 2013 y superar los US$ 5.000 millones (a precio de salida del laboratorio, o PSL). Este incremento significó un crecimiento del 13% respecto a la cifra de ventas del 2014, lo que a su vez representa un crecimiento acumulado del 64% respecto al año 2000. Además, es uno de los sectores económicos más productivos y de mayor valor agregado. En línea con lo anterior, la alta productividad del sector farmacéutico constituye un buen indicador de su desempeño histórico y es, al mismo tiempo, una de las más elevadas por ser una actividad de producción capital-intensiva que requiere de una mayor proporción de trabajo calificado (en relación con otras actividades) y de significativas inversiones para su desarrollo (principalmente destinadas al gasto en investigación y desarrollo y a la implementación de nuevos procesos y tecnologías en la producción de drogas y medicamentos).

El objetivo de este documento es el de analizar la evolución reciente de la industria farmacéutica local (actualizando el informe realizado en 2014) , dando cuenta de sus fortalezas, oportunidades y perspectivas inmediatas (pero sin olvidar sus debilidades y posibles amenazas). El trabajo se divide en dos secciones. Mientras la primera (I) se encuentra abocada al estudio del comportamiento que el sector en cuestión ha mostrado en los últimos años, la segunda (II) queda destinada a las perspectivas y consideraciones finales.

I. Evolución reciente de la Industria Farmacéutica Nacional

Si se toman las cifras de facturación como aproximación al producto del sector, puede decirse que la industria farmacéutica nacional contribuye con el 6% del valor agregado bruto de la industria o con alrededor del 1% del PBI nacional. Asimismo, su crecimiento explica alrededor del 6% del alcanzado por la industria en los últimos diez años (2005-2015) o el 1% del logrado por la economía en igual período. En lo que respecta a su peso o ponderación dentro del subsector de los químicos, industria a la cual pertenece según la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU) –la fabricación de productos farmacéuticos y sustancias químicas medicinales (clasificación 2423 en la desagregación a cuatro dígitos del CIIU) pertenece al grupo 24 (productos químicos) de esa clasificación-, la industria farmacéutica es una de las más representativas en términos de su producción, empleo y productividad.

Fuente: Kpmg

Leer más Informes de:

Industria