Los granos al diván: el análisis de los mercados durante la semana

Con la prima climática a flor de piel, la volatilidad de la soja tanto en Chicago como en la plaza local fue preponderante en el mes de enero. Excesos de lluvias primero, días de radiante sol después, en medio de un contexto geopolítico tirante, produjeron vaivenes del orden de los $ 500 en pocos días en nuestro recinto.

 

Los imprescindibles de la semana. Un resumen de la actividad en el mercado de granos durante las últimas sesiones, desde el core del negocio: entérate de los factores más relevantes que movieron el Mercado Físico de Granos de Rosario y el mercado de referencia, Chicago, en sólo 5 minutos de lectura.

* Después del vuelo climático de los $ 4.600/t en el Mercado Físico, la soja busca pista de aterrizaje para ingresar al nuevo ciclo comercial. Durante los últimos días, la tonelada de soja fluctuó entre $ 4.200-4.300 frenando el dinamismo comercial de los primeros 15 días de enero. La mejora de los cultivos junto a una demanda industrial limitada por acondicionamiento técnico, generó una tranquilidad comercial, aplacando las ofertas de compra. En tanto, los grandes oferentes de granos posicionaron sus pisos en $ 4.300/t, valor por debajo de cual prácticamente no hubo operaciones.

* El paso lento de compras en el complejo oleaginoso por parte de la exportación y la industria de la campaña comercial 2015/16 acumulan unas cinco millones de toneladas menos que la campaña 2014/15, llegando a un total de casi 47 millones de toneladas. El indicador optimista son las DDJJ de la nueva cosecha 2016/17. Hasta el 01/02 las ventas de exportación declaradas acumulan 1 millón de toneladas de todo el complejo sojero, el máximo de los últimos 5 años, y 800 mil toneladas más que el año pasado a esta altura del año. Sin embargo nuestro competidor más cercano, Brasil, duplica su carga de buques respecto a la campaña pasada con 4,5 millones de toneladas para esta misma fecha.

* Los valores de la soja nueva para el mes de mayo comenzaron la semana del 30/1 con una fuerte caída del orden de los u$s 6,5 en el en el Rofex. A medidos de la semana el precio se fue acomodando en valores intermedios de u$s 264/t, lejos del pico máximo anual de u$s 273,5 dólares. A pesar de esta caída, la capacidad de pago de la industria se ubica en torno a los u$s 260 y de la exportación en u$s 266 la tonelada, por lo tanto, la oleaginosa busca comercializarse a paridad.

* La demanda de exportación sostiene a los precios del trigo en valores muy atractivos para los oferentes y competitivos en el mercado internacional. Las compras totales de la campaña 2016/17 triplican los montos de la campaña pasada. En tanto, las DDJJ de campaña comercial 2016/17 totalizan 5,2 millones de toneladas, frente a las 2,4 millones de la campaña pasada a esta altura del año. Sin embargo, un nuevo comunicado del Ministerio de Abastecimiento de Egipto reportó que el país presenta existencias suficientes de trigo para los próximos 5 meses, por lo que todas las miradas se dirigen a nuestros hermanos brasileños.

* En tanto, en nuestro recinto los $ 2.720/t (u$s 172/t) aceleraron el pulso de las entregas del cereal de invierno en condición cámara. El incremento interanual en el caudal de mercadería se percibe las unidades de camiones ingresados cargados con trigo al Up-River, que pasó de 10.751 en enero del 2016 a 22.530 en enero 2017, prácticamente el doble.

* La situación en maíz disponible es bastante diferente al resto de los granos. La semana comenzó sin un valor abierto hasta el miércoles 1ro de febrero, cuando se conoció la oferta de compra en $ 2.350 la tonelada, es decir una caída de $ 250 respecto a los valores de la semana previa. En tanto, los precios para la nueva cosecha 2016/17 en u$s 150-152/t para marzo mantiene cierto dinamismo. Las declaraciones juradas de ventas al exterior para la nueva campaña totalizan 1,6 millones de toneladas, lejos de las 8 millones de la campaña pasada cuando se liberaron los ROE’s.

Con las aguas más calmadas en cuanto a perdidas productivas en Argentina, los operadores en Chicago retornaron su mirada a la demanda externa. El USDA informó ventas de exportación de maíz de Estados Unidos por 1,1 millones de toneladas en la última semana, superando las expectativas comerciales. En tanto, por soja los datos de exportación fueron neutrales para el mercado, sin embargo, nuevos pronósticos de lluvias en la región productiva de Argentina suman cierta preocupación. La debilidad del dólar americano frente al resto de las monedas presta apoyo parcial a los commodities al aumentar su competitividad en el mercado internacional.
La imagen de la semana

La campaña triguera fue un éxito en todos sus sentidos. No solo en producción y nivel de exportaciones, sino también en la molienda. En el mes de diciembre 2016 la actividad de la molienda fue la más alta desde el 2012.

La normalización del mercado triguero 2016/17, junto con la combinación de una mejor tecnología y condiciones ambientales óptimas, arrojaron valores de producción record absoluto si tomamos las fuentes oficiales de 16,5 millones de toneladas computando todo tipo de trigo. El aumento de las dosis de fertilizantes fue de tal magnitud que no solo alcanzó para los rindes sino que gran parte se fue al grano mejorando su composición química.

Por otro lado, el acelerado ritmo de las cosechadoras y la buena calidad del grano recogido permitieron una rápida absorción por parte de la industria en diciembre 2016. Las compras totales (exportación e industria) hasta diciembre 2016 ascienden a 6,1 millones de toneladas; el mayor volumen desde la campaña 2000/01 acumulado hasta esa fecha. En tanto, la molienda de trigo pan y candeal en el mes de diciembre, cuando ingresa la nueva cosecha, obtuvo un máximo de 441.843 toneladas según las estadísticas de Ministerio de Agroindustria. En el gráfico también podemos apreciar que la producción de balanceado también presentó un máximo de 34.403 toneladas.


Si tenemos en cuenta los datos anuales, la molienda en el periodo analizado (2012-2016) fluctúa entre 5,3 y 6,4 millones de toneladas, siendo el año 2012 y  2013 los extremos máximos y mínimos respectivamente. El año 2016 culminó con una molienda de 5,9 millones de toneladas. Ahora bien, con la producción 2016/17 de trigo de 16,5 millones y tomando el máximo valor de molienda del periodo analizado, el saldo exportable superaría las 10 millones de toneladas.

Fuente: BCR

Leer más Informes de:

Agro