Las PyME industriales perdieron mercado en manos de las importaciones y desconocen los Remedios Comerciales existentes

En el marco de la Reunión Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que tendrá
lugar la próxima semana en Buenos Aires, es fundamental conocer la situación en la que se
encuentran los productores argentinos frente a la competencia internacional.
Especialmente en el último año la economía argentina ha transitado una fuerte apertura
importadora. De acuerdo a información de INDEC, el monto acumulado en los primeros 10 meses
de 2017 por compras al exterior ha aumentado en un 19% respecto al mismo período de 2016.
Como contrapartida, el monto exportado ha crecido también pero a un ritmo muy inferior (2%). En
cuanto a las cantidades del comercio exterior, el respectivo indicador de exportación muestra una
muy leve mejora (0,7%) para dicho período, mientras que el indicador de cantidades de
importación muestra un incremento de 12%. De un modo u otro, el déficit comercial existe y, aún
más preocupante, la economía real está explicando mayores incrementos en el ingreso de
importaciones que en la producción de exportación.
La competencia de las importaciones en el mercado local es especialmente nociva para las PyME
manufactureras, cuyos productos se ven desplazados por los importados de menores costos;
incluso sin siquiera el beneficio de menores precios de venta para el comprador (consumidor final,
en muchos casos).
La amenaza de las importaciones no es sólo una “sensación”. Es una realidad. De acuerdo a los
datos recientemente relevados por la Fundación Observatorio PyME (FOP), el 32% de las industrias
PyME -10 a 200 ocupados, sectores manufactureros- ve amenazadas sus ventas al mercado
interno a causa de las importaciones, mientras que el 28% (88% de las amenazadas) efectivamente
ha perdido mercado a causa de las mismas durante el último año.

Fuente: Observatorio PYME

Leer más Informes de:

Empresas