Las cifras detrás de la posible discusión impositiva Nación-Provincias-PBA

Las discusiones sobre competitividad en Argentina están concentrándose en reformas estructurales de diversa índole, siendo varias de ellas puestas a discusión luego de las elecciones de octubre próximo. Entonces, se abriría una nueva instancia de negociación entre distintos actores y sectores para encararlas. Una de las reformas que sobrevendrían es la tributaria. Nación y Provincias deberán ponerse de acuerdo para impulsar correcciones y, al mismo tiempo, tratar de lograr una mejora en el resultado fiscal minimizando pérdidas por recaudación mientras haya cambios en diversos impuestos nacionales y provinciales. La tabla que sigue presenta las principales cifras que entrarían en la discusión de una posible reforma tributaria. Con los datos de 2016, separamos ingresos según tipos de actores que participarían de la discusión. Concretamente discusiones a nivel Nación-Provincias (ej, impuesto Ingresos Brutos) y Provincias entre sí (ej, Fondo del Conurbano y de Infraestructura Social), aunque en todos los casos la Nación estaría de alguna manera involucrada.

• Ingresos Brutos (II.BB.): en cabeza de Provincias y representando 4% del PBI, la discusión de este impuesto sería de las más complejas porque, además, está visto como uno de los más distorsivos. Entonces, la Nación buscaría reducciones graduales y selectivas. El gráfico que sigue muestra la incidencia de II.BB. en el total de recursos corrientes según jurisdicción en el año 2016.

La proporción es mayor en CABA con el 54% de los ingresos corrientes totales y 250% de lo que recibió como coparticipación sobre recaudación federal (incluyendo IVA), seguido por Buenos Aires (PBA) con una de 30% y el mismo tipo de correlato (113% de lo percibido por coparticipación). En el otro extremo se encuentran Formosa y Santiago del Estero, con incidencia menor al 10% del total. En promedio, fue el 24% del total de ingresos corrientes de esas jurisdicciones en 2016. Reemplazarlo por otro impuesto en un marco de neutralidad fiscal luce difícil. Sobre todo porque no existe relación entre lo que recauda cada provincia en la actualidad (ingreso “propio”) y lo que recibiría si fuese reemplazado por un impuesto llevado eventualmente adentro del esquema de coparticipación (ej, impuesto nacional al consumo). Según como se encaren las negociaciones se identificarán ganadores y perdedores.

Fuente: Quantum & Econométrica

Leer más Informes de:

Macroeconomía