La tecnología permite que los consumidores tomen la iniciativa para moldear los distintos sectores

La tecnología digital seguirá empoderando a los consumidores, ofreciéndoles una mayor transparencia en lo que
respecta a los productos y los precios, un control sobre las diferentes etapas de la cadena de valor y una mejora de las
experiencias. El modo de supervivencia obligará a los consumidores a buscar nuevas formas de ser austeros,
favoreciendo la próxima generación de la economía colaborativa. El modo de selección obligará a los consumidores a
expandir la economía de hiperpersonalización, la economía bajo demanda y la economía de servicios. Esta tecnología
también continuará perturbando a los distintos sectores, desafiándoles a ser ágiles–para que puedan aumentar el
valor agregado para el consumidor-–y ofrecer experiencias originales. Las industrias tendrán que crear ecosistemas
de asociación, desarrollar infraestructura auditiva y establecer una relación de confianza con los consumidores para
recopilar sus datos. Esto permitirá a las empresas formar un circuito de retroalimentación en tiempo real que se puede utilizar para realizar ajustes rápidos a los productos y experiencias.

El 87% de los consumidores tiene un ordenador de mesa o un portátil.
El 77% tiene servicio de Internet.
El 78% de los consumidores posee un smartphone.
El 96% de los consumidores compran en línea al menos ocasionalmente.
El 65% de los consumidores han realizado una compra utilizando una aplicación de su teléfono.

Fuente: BBVA Research

Leer más Informes de:

Comercio Informática y Tecnología