La inflación en alimentos, salud y esparcimiento no cede en Caba y Córdoba. ¿qué dirá el Indec?

La tasa de inflación de agosto que hoy publicará el INDEC, probablemente registre un leve aumento o inclusive una baja, como consecuencia del freno del aumento de las tarifas de gas ordenado por la Corte Suprema. Las recientes publicaciones de los índices de precios de Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires, con aumento del 0,3% y caída del 0,8% respectivamente, avalan esta teoría.

Sin embargo,  esta desaceleración no indicará que la inflación esté controlada. Los índices de precios de Córdoba y de la Ciudad de Buenos Aires no muestran un cambio de tendencia contundente en el incremento de precio en Alimentos y Bebidas.

Un diagnóstico acertado sobre la real tasa de inflación es central para la definición de las políticas monetarias, de actividad y relativas al mercado laboral.

 IPC Córdoba e IPC Ciudad de Buenos Aires. Agosto 2016 vs Agosto 2015.

inflac-caba-y-cordoba

En el caso del índice de precios de Córdoba, en agosto la variación interanual de una categoría clave como Alimentos y Bebidas fue del 39.9%, que no representa un cambio de pendiente respecto a junio y julio.  Lo mismo sucede con otros rubros como Salud, Esparcimiento y Enseñanza. Por supuesto, por el freno en los aumentos de los servicios públicos, la categoría Propiedades, Combustibles, Agua y Electricidad registró un aumento del 31.7% interanual en agosto, alrededor de 10 puntos porcentuales por debajo de las tasas verificas en junio y julio.

El índice publicado por la Ciudad de Buenos Aires muestra grandes similitudes con el índice de Córdoba. En agosto la categoría Alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó un 39.3% interanual, lo cual no implica grandes contrastes respecto a junio y julio. Y otros rubros como Bebidas alcohólicas y tabaco, Equipamiento y mantenimiento del hogar o Salud se comportaron de manera similar. En el caso de Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, en agosto la variación interanual es de prácticamente 20 puntos porcentuales por debajo de junio o julio, nuevamente por la fuerte incidencia de la anulación de los aumentos de las tarifas.

El 13 de septiembre resultará clave verificar las tendencias que muestren las diferentes categorías del índice de precios al consumidor del INDEC, y no el nivel general, afinado por un motivo exógeno. Tarde o temprano, en mayor o en menor medida, los aumentos de las tarifas públicas serán aprobados y se verán reflejados en un aumento en los índices de precios. La suspensión del aumento de las tarifas, postergando su impacto para dentro de un par de meses, es en términos del análisis de la inflación “pan para hoy, hambre para mañana”.

Fuente: Invenómica

Leer más Informes de:

Opinión Propia Precios