LA CUENTA CAPITAL, FINANCIA LA CUENTA CORRIENTE PERO PRESIONA AL BCRA – Monitor Semanal

Durante el primer trimestre de 2017 la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un déficit de 0,3% del PBI –en base caja-, muy asociado a la cuenta turismo y viajes al exterior, que en términos netos arrojó un déficit de 0,5% del PBI. El déficit mencionado corresponde al período bajo análisis, mientras que en términos anuales el déficit de cuenta corriente se estaría ubicando en el entorno de 3,5% del PBI (el acumulado de los últimos 12 meses a marzo arroja un déficit de 3,2%).

El déficit del trimestre se financió con la cuenta capital y financiera, que registró un superávit de 2,3% del PBI en el período, lo cual también permitió acumular reservas por 2% del PBI. Especialmente por el endeudamiento neto del Sector Público Nacional, que alcanzó los USD 11.458 millones (1,9% del PBI). Ello en el contexto de salida de capitales del sector privado no financiero que, en términos netos, fue de USD 4.796 millones (0,8% del PBI), tal cual lo presenta la tabla siguiente.

El BCRA acumuló reservas sin haber prácticamente intervenido en el mercado de cambios. La contrapartida del aumento de reservas por el mayor endeudamiento del Sector Público Nacional (USD 11.458 millones) fue un aumento de sus depósitos en USD en el sistema financiero por USD 8.994 millones. Descontando el pago del BONAR X por USD 7.000 millones, quedan en el sistema financiero USD 4.500 millones sin haber sido aún monetizados.

Para lo que resta de 2017, las necesidades de financiamiento del Gobierno Nacional son del orden de 6,2% del PBI (déficit primario de meta, intereses de deuda y vencimientos de capital) o USD 37.000 millones. Tras el pago del BONAR X, el saldo de las colocaciones de deuda en USD del primer cuatrimestre es de USD 4.500 millones. La tabla que sigue desagrega una estimación preliminar de usos y fuentes de fondos para el acumulado mayo-diciembre 2017.

Considerando las distintas fuentes y usos pendientes, las fuentes en moneda extranjera con monetización representarían 1,5% del PBI (USD 8.500 millones), incluyendo el remanente de la colocación de deuda mencionado por USD 4.500 millones y USD 4.000 millones a colocar en el exterior. Al tipo de cambio actual alrededor de ARS 130.000 millones o 16% de la base monetaria. Además, la presión que sobre el tipo de cambio generaría el ingreso de capitales privados y endeudamiento neto de provincias.

Dentro del marco de metas de inflación, una expansión monetaria de esa magnitud requeriría esfuerzos adicionales en materia de absorción, con incidencia sobre la tasa de interés en ARS para su esterilización. Sin intervención del BCRA en el mercado, esa suba en la tasa de interés generaría un nuevo efecto sobre la atracción de capitales del exterior por presiones asociadas sobre el tipo de cambio que reducirían la expectativa de devaluación. El mayor gasto en viajes y turismo de residentes en el exterior, el pago de dividendos y la formación de activos externos, entre otros, podría alterar esta dinámica, particularmente en la segunda mitad del año.

 

Fuente: Quantum - Econométrica

Leer más Informes de:

Finanzas Macroeconomía