La cosecha estadounidense presiona los precios de la soja

Con una cosecha de 117 Mt volcándose al mercado, la presión estacional de la producción de soja norteamericana sobre los precios es difícil de sortear. Entre mediados de octubre y el jueves, el futuro en el mercado de Chicago Nov17 retrocedió más de 10 dólares hasta tocar US$ 157 /t este jueves, 4% por debajo de un año atrás.

Las labores de cosecha en Estados Unidos avanzaron fuertemente en la última semana, achicando la brecha que la separa respecto a lo recolectado para esta altura en los últimos años. Según informó el USDA, si bien al 22 de octubre de este año se había completado el 70% de las labores, por debajo tanto del 76% del año pasado como del 79% promedio de los últimos cinco años, el porcentaje de avance en la última semana superó el 20% del área sembrada, prácticamente el doble del ritmo habitual para esta altura del mes.
Siendo Estados Unidos el principal productor mundial de soja, con una proyección para el nuevo ciclo de 117 Mt (secundado por Brasil con 114 Mt, siempre según el Ministerio de Agricultura norteamericano) su cosecha normalmente ejerce una presión estacional difícil de sortear para los precios de la oleaginosa. Entre mediados de octubre y el día jueves, el precio del futuro noviembre en CBOT registró una pérdida de más de 10 dólares hasta los US$ 157/t, un 4% por debajo del valor que mostraba un año atrás.
El mercado local se hizo eco de la baja externa, y el futuro más cercano en MATba para entrega en los puertos de Rosario cayó un 2% semanal hasta los US$ 252,5/t; mientras que el contrato mayo 2018 se mantuvo relativamente más estable perdiendo un 1% hasta los US$ 265,2/t. De este modo, el basis o diferencial entre ambos contratos continuó ampliándose hasta un 5% al cierre del día jueves, lo que puede apreciarse en el gráfico adjunto.
Según datos del Ministerio de Agroindustria, a la fecha industriales y exportadores llevan comprados 38,3 Mt de poroto, el volumen más bajo en tres años para esta altura del año. Ello se contrapone con compras de soja nueva (campaña 2017/18) por 4,9 Mt, el valor más alto de los últimos seis años, tal como muestra el gráfico adjunto.
Como consecuencia de lo anterior, la llegada de poroto a las terminales de nuestra zona resultan a la fecha menores de lo que era habitual en los últimos años. Según puede estimarse a partir de datos difundidos por entregadores de cereales, en lo que va de la campaña comercial 2016/17 (que empieza en el mes de abril), la descarga de soja por camión en las plantas del Gran Rosario suma casi 348 mil camiones, por debajo tanto de los cerca de 390 mil que se contaban a fines de octubre del año pasado como de los 412 mil de la 2014/15, aunque en línea con el promedio general del último lustro.
Cabe aclarar, de cualquier modo, que se contabilizan únicamente los camiones que ingresan a las terminales antes de las 6 de la mañana de cada día, por lo que el número representa una muestra del total más útil para comparar la evolución en el tiempo que el tonelaje efectivamente ingresado.
Como correlato del menor ritmo de negocios y frente a los ajustados márgenes que exhibe la actividad procesadora de soja con destino a exportación, el volumen de molienda en el mes de septiembre que se dio a conocer el viernes de la semana anterior resulta el más bajo para un mes de septiembre desde el ciclo comercial 2014/15, con 3,19 millones de toneladas molidas. A contramano, según datos de NOPA, los crushers americanos incrementaron el volumen de poroto procesado en el mes de septiembre por tercer año consecutivo.
Del mismo modo, las cifras de exportación del complejo sojero al mes de septiembre registran, según el INDEC, el volumen total más bajo de los últimos tres años con 26,5 millones de toneladas. La caída más notable se da en el caso del poroto, cuyos despachos acumulados entre abril y septiembre resultaron de 6,5 Mt, un 24% menos que el año anterior. Los envíos de harina y aceite, en tanto, no sufrieron grandes cambios mientras que los de biodiesel resultaron un 10% mayores a los de la campaña pasada gracias al gran ritmo de envíos que se registraron hasta el mes de julio, cuando comenzaron los problemas comerciales con Estados Unidos.
Resumiendo el panorama, los datos de compras, entregas, procesamiento y exportación de poroto de soja y sus derivados brindan evidencia empírica de un ritmo de negocios mucho más amesetado este año de lo que fue en las dos campañas anteriores. Tal como hemos publicado anteriormente, este panorama podría derivar en stocks finales para el ciclo comercial 2016/18 en torno a los 16 millones de toneladas, llevando la oferta total disponible para la campaña 2017/18 a un volumen récord histórico de más de 70 Mt, incluso a pesar de la caída del área sembrada. Será fundamental en este contexto una cuidada cobertura de precios para esquivar cualquier presión extraordinaria que la salida de esta ingente oferta pueda generar en los precios.
Fuente: BCR

Leer más Informes de:

Agro Comercio Exterior