La agroindustria, uno de los pilares de la economía bonaerense

Estos son algunos de los datos que surgen de un estudio realizado por FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) en el marco de un convenio de colaboración con el Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires. Dicho convenio se formalizará en los próximos días con la firma de el ministro Leonardo Sarquís y el presidente de FADA, Germán Di Bella.

La agroindustria bonaerenseEl informe de FADA sobre el potencial del agro bonaerense se enfoca en tres ejes temáticos como son la producción, la generación de empleo y el ingreso de divisas. Allí se destaca, por ejemplo, que si se cargan todos los granos de la última cosecha sobre camiones y se los coloca uno tras otro, el espacio ocupado alcanzaría a cubrir 51 veces el trayecto entre Pergamino y Bahía Blanca, que es el vínculo entre el corazón productivo y el puerto.

Es que entre la producción de cereales y oleaginosas se alcanzó un volumen de producción de más de 44 mil toneladas (44.307.209) toneladas en la campaña 2015/16, como resultado de la siembra de más de 13 mil hectáreas( 13.160.406 hectáreas). Es decir, que tomando la superficie, las hectáreas destinadas a la siembra durante esa campaña equivalen a haber sembrado 18 millones de veces el Estadio Único de La Plata.

Entre las producciones de la provincia se destaca la soja (49%), maíz (23%), trigo (11%) cebada cervecera (10%) y girasol (4%). Ya con menor relevancia existen otras producciones como alpiste, avena, cebada forrajera, centeno, colza, maní, mijo, sorgo y trigo candeal, que en conjunto representan el 3% de la producción.

El informe de FADA para el Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires destaca también la relevancia de la actividad pecuaria y tambera. “En la producción primaria de carnes se destaca la cadena vacuna, aviar, porcina y en menor medida, ovina”, explicó David Miazzo, economista de la FADA y coordinador de la investigación.

En cuanto a la actividad tambera la provincia concentra el 22% de los establecimientos productivos del país con 2.586 tambos registrados, lo que convierte a la provincia en la tercera en importancia en el desarrollo de esa actividad por detrás de Córdoba y Santa Fe. Durante 2016 la provincia produjo un total de 2.579 millones de litros de leche, lo que alcanza para alimentar con una taza diaria a 28 millones de niños, durante un año. 

En el sector carnes, la provincia muestra su gran preponderancia nacional. Para el año pasado, Buenos Aires contaba con el 34% del stock bovino nacional, equivalente a 18 millones de animales y logró una faena de 6 millones de cabezas, lo que representó el 50% del total nacional. Eso implicó que la producción de carne vacuna alcanzó las 2,6 millones de toneladas.

Durante el mismo año, registraba el  24% del stock de cerdos, con una faena de 3 millones de cabezas y un volumen de producción de carne de 254 mil toneladas, equivalente al 49% del total nacional.

“En cuanto a la cadena aviar, se realiza principalmente la actividad de producción de carne, seguido por la producción de huevo y en menor medida reproducción, recría e incubación.  En cuanto a la producción de carne, para 2016 contaba con el 31% de los establecimientos del país”, recordó Miazzo.

La faena alcanzó los 200 millones de animales con un volumen de producción de 604 mil toneladas, lo que representa el 34% del total nacional. Considerando el consumo per-cápita que ronda los 112 kilogramos de carne, con la producción bonaerense se podría haber alimentado 150 veces a los asistentes de Expoagro 2016[1], por ejemplo.

De estas tres cadenas, la provincia de Buenos Aires se configura como la principal productora, tanto a nivel primario (en stock como establecimientos) como así también a nivel de faena y producción cárnica.

Empleo

En materia de empleo, el aporte del sector es relevante. Para 2015, la agroindustria bonaerense, generó 873.122 puestos de trabajo, lo que equivale al 38% del empleo nacional entre estas cadenas.

Del total de puestos de trabajo, el 68% son puestos directos, mientras que el 32% restante corresponden a puestos de trabajo indirectos vinculados a la producción de semillas, el cultivo, procesos industriales, comercialización y transporte, tanto para el mercado interno como internacional.

La principal generadora de empleo en la provincia es la cadena cárnica y de frutas, verduras y hortalizas (29% cada una), seguida por la cadena de la soja (15%), trigo (11%) y láctea (8%).

Como se señaló, en la provincia de Buenos Aires, 1 de cada 8 puestos de trabajo son generados por la agroindustria

Divisas

Por último, y con respecto al impacto en recursos del sector, hay que destacar que en base al origen provincial de las exportaciones, para el año 2015, considerando productos primarios (PP) como manufacturas de origen agropecuario (MOA), Buenos Aires generó un ingreso de divisas de USD 8.535 millones, explicado en un 40% por PP y un 60% por las MOA. Las exportaciones bonaerenses representaron el 25% del total nacional.

Pero durante el año pasado se observó un gran aumento en las exportaciones bonaerenses que tuvieron que ver principalmente por las exportaciones de PP (+20%), entre los que se destaca el crecimiento de los cereales, en particular trigo y maíz indispensables para la sustentabilidad del sistema productivo. En cuanto a las MOA se destacaron las exportaciones cárnicas, de molienda de oleaginosos y frutas y hortalizas, aunque se contrarrestaron por caídas en otros rubros.

“En comparativo, tras un buen panorama para el año 2016, las cadenas agroalimentarias generaron USD 800 millones más en ingreso de divisas, alcanzando un total de USD 9.328 millones por exportaciones desde la provincia de Buenos Aires, lo que es explicado por aumentos en las producciones y las políticas públicas aplicadas”, concluyó Miazzo.

Fuente: FADA

Leer más Informes de:

Agro