Integración Argentina – Brasil: desencuentros pasados y oportunidades futuras

La constitución del MERCOSUR produjo un alto impacto en las expectativas de desarrollo en los países de la región. Tras casi 25 años, sin embargo, las promesas de un mejor desempeño asociado a la integración regional se han desdibujado, y la volátil dinámica macroeconómica que caracterizó a la región en este período extendió la frustración. Este trabajo alerta contra la falacia de adjudicar a la integración todos los males de la región. Ciertamente, los riesgos siguen latentes, pero todo riesgo lleva consigo algún beneficio esperado potencial. Brasil, pese a la crisis de los últimos años, sigue siendo líder y locomotora de la región. Argentina debe priorizar el diseño de mecanismos de política que le aseguren aprovechar al máximo las buenas épocas y minimizar los costos de las recesiones. Preservar nuestra incipiente estructura productiva industrial, sostener los lazos de colaboración bilateral en materia comercial, plantear una estrategia común frente a la globalización y establecer una agenda concreta de políticas coordinadas constituyen puntos de partida necesarios para tomar ventaja de una eventual recuperación del país vecino.

 

Fuente: UNSAM

Leer más Informes de:

Comercio Exterior