Innovación en la industria manufacturera en la posconvertibilidad. La necesidad de complementar con políticas industriales

El objetivo principal de este trabajo consiste en analizar si el cambio de régimen macroeconómico propició un incremento de la innovación en los distintos sectores manufactureros de la Argentina. Sintéticamente, la principal conclusión es que – con algunas excepciones– la “zanahoria” de las condiciones macroeconómicas vigentes entre 2002 y 2012 no alcanzó para promover un proceso de incremento genuino en la innovación, como tampoco había bastado el “garrote” del proceso de apertura comercial de la década del noventa.

En definitiva, el nuevo escenario macroeconómico no bastó por sí solo para estimular una mayor inversión en innovación en la mayoría de las ramas industriales, por lo que buena parte de estas últimas transitó la posconvertibilidad usufructuando la mayor competitividad-precio derivada de la política macroeconómica sin acrecentar sustancialmente su competitividad-no-precio. Incluso, la brecha externa en materia de inversión en innovación mostró una mínima mejoría respecto de Brasil en la comparación entre 1998 y 2010-2012 y, simultáneamente, un empeoramiento en relación a Francia y, especialmente, a Alemania. Como excepciones a esa dinámica global, se destacaron algunas ramas industriales.

En el caso de los sectores intensivos en capital o recursos naturales, las ramas de Alimentos y bebidas y Productos de minerales no metálicos sostuvieron relativamente su esfuerzo en materia de innovación en la comparación entre 1998 y 2012, mejoraron la composición de ese gasto en el mismo período y, simultáneamente, incrementaron la inversión en investigación y desarrollo como porcentaje de las ventas. Más aún, Productos de minerales no metálicos logró reducir completamente su brecha externa respecto de Brasil.

En el segmento de ramas empleo-intensivas, Productos de metal y Muebles lograron mantener relativamente su esfuerzo en materia de innovación en la comparación entre 1998 y 2012, mejoraron la composición de ese gasto en el mismo período y, simultáneamente, incrementaron la inversión en investigación y desarrollo como porcentaje de las ventas. Incluso, ambas actividades pudieron disminuir su brecha externa respecto de Brasil –que, por otro lado, es comparativamente baja. En el segmento de intensivos en conocimiento, se destacaron como excepción la industria de Máquinas y equipos y, en menor medida, Instrumentos médicos, dado que lograron aumentar tanto la inversión en innovación como el gasto en investigación y desarrollo entre 1998 y 2012 –además, en el primer caso, también se pudo mejorar la composición de la innovación–. Asimismo, Máquinas y equipos prácticamente se unió al estándar brasileño en materia de innovación y se acercó sensiblemente en el ámbito de la investigación y desarrollo. También la rama de Instrumentos mé- dicos mostró un comportamiento destacado en este período, dado que logró reducir la brecha externa en comparación con Brasil a aproximadamente 40% en 2012, tanto en materia de innovación como de investigación y desarrollo. En cuanto a la heterogeneidad de la inversión en innovación, se observa para la totalidad del sector industrial argentino que el 60% de las empresas no pudo superar la –reducida– media nacional de inversión en innovación entre 2010 y 2012. Incluso, dos tercios de ese 60% de innovación baja-nula –es decir, el 40% del total de firmas manufactureras– no realizaron ninguna inversión en innovación en el período mencionado.

Fuente: CIECTI

Leer más Informes de:

Industria