Informe semanal N 408

Reactivación, lluvia de dólares y menores presiones inflacionarias, pese a las alzas tarifarias

Esta semana se conocieron los datos de la recaudación tributaria del mes de enero, lo cuales mostraron un aumento del 30% interanual, ayudado, al igual que en meses previos, por los ingresos derivados del “blanqueo”. De acuerdo a lo informado por la AFIP, los recursos que aportó el impuesto especial en el marco del Régimen de Sinceramiento Fiscal se ubicaron en $7.670 millones, contribuyendo con cerca de 5 puntos al crecimiento total de la recaudación.

Sin embargo, este aporte extraordinario de los ingresos del blanqueo no opaca la evolución del mes, ya que su efecto se vio compensado por la elevada base de comparación que en enero de 2015 generó el impuesto especial a las ganancias obtenidas por las operaciones con futuros del dólar (unos $7.700 millones), también de carácter transitorio. Esto explica, en parte, lo bajo del crecimiento que experimentó la recaudación del impuesto a las ganancias en enero (7%), afectado también por la entrada en vigencia de los cambios para los trabajadores en relación de dependencia dispuestos por ley en diciembre, con modificaciones en las escalas y deducciones del tributo.

Más allá de esto, el dato más relevante pasa por la buena evolución que evidenció el Impuesto al Valor Agregado (IVA), en sintonía con las señales de reactivación económica. En concreto, la recaudación del IVA-DGI experimentó un crecimiento de 37% interanual, el cual estaría marcando un alza en términos reales por primera vez en el último año. Su crecimiento estaría en línea con la variación anual del IPCBA en enero y superó los incrementos registrados por los índices de precios provinciales de diciembre (34,4% el IPC-Cordoba y 31,4% el IPC- San Luis).

En la misma sintonía, los indicadores conocidos esta semana también apuntan hacia una mejora de la actividad agregada. Tanto el Estimador Mensual Industrial (EMI) como el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC), ambos elaborados por el INDEC, exhibieron una importante desaceleración en su ritmo de caída interanual. El EMI se contrajo 2,3% (i.a.) durante el último mes del año pasado, en comparación con una disminución de 4,1% en noviembre y 8% en octubre, apuntalado por la recuperación de la producción de vehículos, que mostró subas de 3,3% interanual en noviembre y de 27,1% en diciembre, según la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA). En relación con esto, y tras expandirse un 10% el año pasado, el patentamiento de vehículos 0 Km. continuó en alza durante el primer mes de 2017, creciendo 60,9% interanual, en lo que fue el mejor enero de los últimos 3 años en términos de ventas de autos, con 93 mil unidades.

En lo que hace a la actividad de la construcción, el ISAC retrocedió en diciembre un 7,8% interanual, versus una baja de 9,4% en noviembre y 19,2% en octubre, destacándose, entre los distintos insumos, la importante suba del asfalto (62,8% anual en diciembre), un dato que da cuenta del renovado empuje que aporta la ejecución de los planes de obra pública.

También desde la óptica fiscal, el Ministerio de Finanzas dio a conocer nuevas precisiones sobre cuáles serán los próximos pasos en la estrategia de financiamiento del gobierno nacional. Las autoridades de esta cartera informaron que planean realizar una serie de emisiones de títulos denominados en Francos Suizos, por entre 1.500 y 2.000 millones de dólares, la primera de las cuales se llevaría a cabo en el primer trimestre. De esta manera, se sigue avanzando en cubrir las necesidades de financiamiento para el corriente año (sólo en enero ya se obtuvo el 81% del financiamiento que se esperaba conseguir en el exterior en todo 2017), buscando aportar certidumbre al desenvolvimiento de la economía local, ante un eventual shock externo negativo.

Siguiendo los primeros movimientos dados este año por el gobierno nacional, el sector privado también salió activamente a buscar financiamiento en los mercados internacionales. Durante enero, se registraron cuatro emisiones de empresas locales por un total de USD 1.800 millones, y para febrero se esperan otros USD 1.200 millones. Entre los gobiernos provinciales, el de Entre Ríos colocó USD 350 millones y próximamente saldría a colocar deuda la provincia de Buenos Aires, que se encuentra autorizada por su legislatura para emitir títulos por hasta USD 1.500 millones.

La búsqueda de financiamiento en el exterior, tanto por parte del sector público como el privado ha derivado en una oferta creciente de dólares a nivel local, con efectos tanto sobre el tipo de cambio como las reservas internacionales. Al igual que durante 2016, el ingreso de las divisas obtenidas por el sector público nacional se ha traducido en un incremento de las reservas del Banco Central, que en enero aumentaron USD 8.115 millones, totalizando USD 46.887 millones, un nivel no observado desde junio de 2012 y que marca una diferencia radical con los USD 24.000 millones con que había llegado a contar la autoridad monetaria a fines de 2015. Por su parte, los fondos obtenidos por el sector privado tienden a alimentar la oferta de divisas en el mercado de cambios, lo cual se ve reflejado en la cotización del dólar, que en lo que va de 2016 se mantuvo consistentemente por debajo de los $16, con un retroceso particularmente notorio esta semana, hasta un mínimo de $15,62, escenario al que en breve se sumarán los dólares de la soja, garantizando la estabilidad cambiaria y restando presiones inflacionarias.

CONTENIDOS

 

  • Recaudación del IVA acompaña recuperación de la actividad económica (pág.2)
  • Industria y Construcción: más señales positivas (pág.4)
  • REM: ligera baja de las expectativas de inflación para 2017, pese al anuncio de los ajustes tarifarios (pág.7)
  • La marcha de los mercados (pág.9)
  • Estadístico (pág.11)
Fuente: Banco Ciudad

Leer más Informes de:

Macroeconomía