Informe Monetario Mensual, marzo 2017

En marzo se publicó el IPC GBA del INDEC correspondiente a febrero, según el cual la inflación mensual fue 2,5%, mientras que su componente núcleo registró un incremento de 1,8% respecto a enero. Los niveles generales de precios de otras jurisdicciones también se aceleraron respecto al mes previo, aunque aumentaron menos que el IPC GBA. No obstante, los indicadores de inflación núcleo de la Ciudad de Buenos Aires y de Córdoba se desaceleraron respecto a enero. Por otra parte, los indicadores de alta frecuencia públicos y privados que monitorea el Banco Central mostraron señales mixtas acerca de la evolución de la inflación en marzo.

• En este escenario, el BCRA decidió mantener inalterada su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases de 7 días, en 24,75%. También mantuvo la amplitud del corredor, por lo que la tasa de pases pasivos de 7 días se ubicó en 24% y la de activos en 25,5%. El BCRA mantiene una actitud de cautela, dada la volatilidad de la inflación mensual, y se encuentra listo para actuar en caso de resultar necesario.

• Tras la consolidación del mercado de pases, el Banco Central volvió a operar en el mercado secundario de LEBAC, vendiendo títulos, en pos de absorber la liquidez excedente en el sistema y, a la vez, alentar el alargamiento del plazo promedio de sus pasivos no monetarios.

• En el mes bajo análisis entró en vigencia una reducción de encajes sobre los depósitos en pesos y se aceleró la destrucción de billetes deteriorados que estaban en poder de las entidades financieras. Estos factores y la caída de la tenencia de LEBAC en manos de los bancos generaron un cambio en la composición de la liquidez bancaria, en favor de los pases mantenidos en el BCRA.

• Las tasas de interés operadas en los mercados interfinancieros disminuyeron hasta niveles próximos al piso del corredor de pases. A su vez, las tasas de interés pasivas descendieron, especialmente en el segmento mayorista. Por su parte, la mayoría de las tasas de interés activas se mantuvieron en niveles similares a los de febrero.

• La caída de la circulación monetaria, en particular del efectivo en bancos, y de las cuentas corrientes de los bancos en el Banco Central, asociadas a la destrucción de billetes y al cambio de encajes, respectivamente; se tradujo en una abrupta desaceleración de la base monetaria (su crecimiento interanual se redujo 12 p.p. respecto a febrero). En cambio, los agregados monetarios más amplios aumentaron sus tasas de crecimiento interanual respecto a febrero, aunque en diferentes magnitudes: mientras que el M2 privado creció al 31,6% i.a., 0,3 p.p. por encima del mes previo (con una caída mensual de 0,2%); el M3 privado aumentó 26,5% respecto a 12 meses atrás, 0,6 p.p. más que en febrero (mostrando un crecimiento mensual de 0,7%).

• El crecimiento mensual de los préstamos fue impulsado principalmente por los personales. Los hipotecarios continuaron alentados por los denominados en UVAs, que en marzo totalizaron alrededor de $1.100 millones, aproximadamente la mitad de los créditos hipotecarios otorgados a las familias. Así, desde el lanzamiento de este instrumento, en abril de 2016, y hasta marzo se desembolsaron más de $4.500 millones

Fuente: BCRA

Leer más Informes de:

Finanzas Macroeconomía